•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En Nicaragua no hay estadísticas oficiales sobre la prevalencia del autismo entre la población, sin  embargo, en años recientes diversas organizaciones han desarrollado acciones para crear conciencia sobre este trastorno y propiciar entre la sociedad un mejor conocimiento sobre lo que  enfrentan las personas diagnosticadas con autismo.  Es por ello que mañana en el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conicyt) se desarrollará un taller de concientización en el que participarán padres de familia, genetistas, neurólogos, psicopedagogos y docentes. "El autismo es una condición social neurológica que tienen los niños  y que de alguna manera les impide integrarse a la sociedad.

Nosotros como Conicyt procuramos que se promuevan aspectos de la ciencia y la tecnología para temas sociales,  de inclusión social", expresó Guadalupe Martínez, secretaria ejecutiva de Conicyt. Precisamente esa dependencia gubernamental fue una de las organizaciones que ayer participaron de la   conmemoración del Día Mundial de la Concienciación sobre el Autismo. Una de las actividades que se realizaron en este contexto tuvo lugar en la Universidad Americana (UAM), en donde se desarrolló el primer "Zumbatea", actividad que reunió a más de 100 participantes.

CAPACITACIÓN A PADRES

Gerda Gómez, presidenta de la Fundación Centro de Atención Integral a Niños y Niñas con Autismo (Cainna), refiere que en esta organización tiene registrados 232 niños autistas, por lo que la principal línea de trabajo que han desarrollado es la  capacitación de los familiares. "A esas más de 230 familias las invitamos siempre a los eventos de capacitación y eso significa la multiplicación del conocimiento, la multiplicación del empoderamiento de la familia, eso  significa que más familias puedan cada vez ayudar a sus hijos", dijo Gómez.

APRENDIENDO A COMUNICARSE

Agregó que en estas charlas son compartidas algunas técnicas que permitan al padre ir logrando un mayor acercamiento con su hijo y a la vez que estos menores puedan ir aprendiendo a integrarse en la sociedad. "Una de las mayores preocupaciones de las familias es que su hijo hable, que su hijo  pueda tener autonomía personal. Entonces uno se enfoca en enseñar a la familia a que logren que sus niños tengan una buena comunicación", señaló Gómez.

Lea más: Nicaragua conmemora el primer Día Nacional del Autismo

De acuerdo a la directiva, aunque hay niños que sí logran desarrollar su comunicación verbal, existen también otros que desafortunadamente no lo logran por lo que se hace necesario propiciar que desarrollen una comunicación efectiva, en ese sentido, Cainna promueve   una serie de métodos para lograr que estos menores puedan aprender una comunicación efectiva.

"Por ejemplo el sistema de comunicación por intercambio de imágenes (PECS, siglas en inglés), se pueden emplear pictogramas, fotografías, eso permite al niño aprender a comunicarse", dijo Gómez.

DIAGNÓSTICO TEMPRANO

El doctor Orlando Sevilla, director ejecutivo de la Fundación Teletón, destacó que el diagnóstico temprano a este trastorno ha avanzado significativamente en el país, lo que ha permitido que un mayor número de niños estén siendo mejor atendidos, tal es el caso de algunos niños que en el pasado "se pensaba que tenían transtornos de conductas u otras alteraciones, ahora se ha determinado como autismo y con el diagnóstico más temprano se les posibilita una intervención más adecuada", señaló Sevilla. El médico agregó que hay algunas señales que suelen ser la pista para determinar que un menor padece este trastorno. "Cuando vean que su hijo tiene serias dificultades para socializar, se aísla, tiene algún retraso en el desarrollo, debe buscar ayuda, porque el espectro autista es muy amplio, hay varias afecciones tales como el asperger", explicó Sevilla.

Además: Urge la creación de un centro integral para personas con autismo

La organización Autism Speaks (El Autismo Habla), indica que uno de cada 42 niños  (varones) sufre autismo, una característica que también se presenta en una de cada 68 personas en el mundo.