•   Siuna, RACCN  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Vilma Enriqueta Urbina Sánchez, exgerente; Julio García López, excajero, y Leyla Indira Reyes Franklin, excontadora, de la Empresa Nicaragüense de Electricidad  (ENEL), del municipio de Mulukukú, en la Región Autónoma del Caribe Norte, fueron acusados en el Juzgado del Distrito de Audiencia Penal por ser los presuntos autores y coautores del delito de peculado en contra de la Empresa Nicaragüense de Electricidad.

La acusación fue rechazada en un primer momento por la jueza de audiencia penal Yelba Lino Marcario y a su vez ordenó a la Policía Nacional la libertad de los tres acusados, sin embargo, la jefatura policial no cumplió la resolución judicial, por lo que el Ministerio Público presentó una segunda acusación la cual fue aceptada y los acusados enviados a prisión preventiva.

De acuerdo a la acusación, el pasado 21 de marzo, la licenciada Fanny Roque, contadora regional de la empresa, llegó a la sucursal a realizar arqueo general de factura, arqueo de caja y arqueo de gastos operativos, donde se determinó el faltante de dinero por un monto de 851,945.56 córdobas en esa sucursal.

La relación de hechos señala que la gerente había simulado un robo con fuerza, sin embargo detectaron que todo había sido planificado por Urbina Sánchez.

Se hacían préstamos

La acusación del Ministerio Público refiere que ese dinero se ha venido tomando de la empresa, lo cual demuestran con varios documentos que se le ocuparon a Leyla Indira Reyes Franklin, que indican préstamos en varias cantidades, la mayoría de esos firmados por Vilma Enriqueta Urbina Sánchez.

El abogado Axel Rojas, defensor de Vilma Enriqueta Urbina Sánchez, señaló que el Ministerio Público denuncia a su defendida como gerente de la empresa, pero no sustenta el cargo ni la acreditación que fuese funcionaria pública.

Rojas observó que se habla de sustracciones y apropiaciones ilegítimas de parte de un funcionario público, sin embargo recordó que el único ente del Estado para examinar, evaluar y dictaminar sobre gestiones financieras es la Contraloría General de la República y es ella la que hace público estos resultados y quien presume responsabilidades penales, para que sean llevados a los tribunales de justicia, por lo que reiteró que en esta segunda acusación no se sustenta con esa auditoría de la Contraloría General de la República, simplemente lo sustentan con un arqueo de la contadora de la misma empresa.

El defensor Rojas ofreció a Yadira Siu Blanco, concejal del FSLN en la Alcaldía de Siuna, a la abogada Lizeth López Rodríguez y al exsecretario Político Departamental  del FSLN Bernardino Herrera Lanzas, como personas de arraigo en Siuna y quienes se comprometieron a presentar ante la judicial a la acusada Vilma Enriqueta Urbina Sánchez, así como de asumir el pago de los 559 mil córdobas que le imputan en la acusación de haber sustraído de ENEL, a cambio de una medida cautelar contraria a la prisión preventiva, sin embargo la judicial rechazó la petición y giró la prisión preventiva.

Por su parte, Cristino Aguilar, abogado defensor de los otros dos acusados, aseguró que la acusación no reúne los requisitos para que sea admitida la acusación ya que esta no menciona la cantidad de la que se apoderó cada uno de sus representados, Leyla Indira Reyes Franklin  y Julio García López, por lo que pidió no admitir la acusación, pese a ello la judicial Lino Macario consideró que la acusación presentada por el Ministerio Público reúne los requisitos de ley y rechazó los alegatos de la defensa, por lo que admitió la acusación y programó audiencia inicial para el 7 de abril a las 8:40 de la mañana.