Carla Torres
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Este lunes, a una audiencia de casación ante los magistrados de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) se presentó al empresario nicaragüense Henry Fariñas, condenado por narcotráfico y otros delitos, para solicitar su declaración de no culpabilidad en el proceso que se le realizó.

Sobeyda Manzanares, abogada defensora de Fariñas, aseguró que el recurso de casación fue interpuesto porque existen un sinnúmero de violaciones que se generaron en el proceso de su representado. Una de ellas es que hubo cero tolerancia de parte de la judicial al desestimar todos los elementos de prueba que se habían presentado.

“Si ella dice que mi representado tiene sociedades anónimas, porqué no le presentaron un informe demostrando cuánto lavaba de dinero por cada una de las sociedades, porque dice que las utilizaba para lavar dinero, entonces no demostró ni cómo ni cuándo ni dónde. La Policía no investigó a quienes les pertenecían esas sociedades”, dijo Manzanares.  

En cuanto a la acusación de que su representado transportaba droga, señaló que tampoco se estableció  cuándo ocurrió, ya que el Ministerio Público no presentó los movimientos migratorios para establecer una relación.

Los magistrados de la CSJ, según la legislación nacional, tienen 30 días para  brindar una resolución en el caso de Fariñas y de los demás procesados como  Henry Bermúdez, Karla Fariñas, Pedro Joaquín Fariñas, entre otros.

Fariñas fue condenado en octubre de 2012 a 30 años de prisión, la pena máxima en el país, por los delitos de transporte internacional de drogas, crimen organizado y lavado de dinero en perjuicio del Estado de Nicaragua.

Posteriormente en el 2014 el Tribunal de Apelaciones de Managua redujo de 30 a 18 años la pena.