•   Carazo  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A eso de las ocho y cuarenta de la mañana del día de ayer lunes, fue llevado a los juzgados de distrito penal de audiencias de la ciudad de Diriamba, RJN de 54 años de edad, acusado de violación agravada en contra de un menor de edad con problemas de discapacidad.

La jueza especializada en violencia Carol Urbina, ante la petición de la fiscal Rosa Nely Martínez, autorizó realizar la audiencia preliminar a puertas cerradas y sin acceso a los medios de comunicación para proteger el bienestar supremo del menor.

Mientras tanto familiares del infante, se movilizaron hacia el hospital Regional Santiago de Jinotepe, donde el menor fue valorado por medicina general y un psicólogo.

El hecho se registró el pasado viernes, en una venta de recargas para celulares, donde la madre del menor trabajaba como asistente del hogar. Según la progenitora, ella misma fue testigo del acto delictivo.

En uno de los documentos que la madre del niño presentó a la jueza Urbina, se afirma que el menor necesita atención especializada por recomendación de la doctora Martha Ligia Hernández Cruz, psicóloga forense, del centro de salud de San Marcos.

El dictamen médico explica que el menor fue víctima de abuso sexual traumático.

Asímismo dicho documento explica que el niño también presenta retraso mental con déficit de lenguaje y aprendizaje, por lo que necesita valoración de un neurólogo.

La desconsolada madre, comunicó que es de escasos recursos, pero que agradece a la Policía Nacional y a la alcaldesa de San Marcos, Julinda Téllez, por toda la ayuda que le han brindado a su hijo como la valoración de los médicos, comida y un colchón especial.

La jueza Carol Urbina, dictó prisión preventiva para el acusado y programó audiencia inicial para el día viernes 7 de marzo a las 10 de la mañana.