•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Las altas temperaturas que predominan actualmente en Nicaragua son un riesgo para la salud, especialmente en niños, ancianos, mujeres embarazadas y personas con enfermedades crónicas, advirtió hoy el Ministerio de Salud (Minsa).

"En este periodo de tiempo la temperatura del ambiente aumenta, y eso tiene efectos sobre la salud, sobre todo en grupos vulnerables, como niños, adultos mayores, mujeres embarazadas y pacientes con patologías crónicas", dijo el coordinador de Medicina Interna del Minsa, Wilmer Mejía, a través de medios del Gobierno.

El funcionario alertó que las altas temperaturas, que han alcanzado los 38 grados Celsius en lo que va de abril y podrían alcanzar hasta los 42 grados, podrían causar alteraciones en la frecuencia cardíaca o en la presión arterial, así como deshidratación, problemas en los riñones o la piel.

Recomendaciones

El Minsa recomendó a la población usar ropa de algodón con colores claros, que tome en promedio dos litros de agua, y que evite exponerse al sol entre las 10:00 am y las 2:00 pm para no deshidratarse y evitar el "golpe de calor", que es una alteración general del cuerpo como producto de las altas temperaturas.

Las autoridades también recomendaron a los pacientes crónicos a que revisen sus tratamientos, ya que podrían requerir cambios conforme las temperaturas que predominan en este mes en Nicaragua, para evitar un colapso de la circulación de la sangre.

También llamaron a los campesinos a beber abundante agua, evitar el sol y tomar descanso, para no sufrir padecimientos en los riñones.

"Hay que cuidar más a los niños y ancianos, para que no tengamos mayor riesgo de mortalidad", señaló Mejía.

Marzo y abril son los dos meses más calurosos en Nicaragua, en ambos las temperaturas se mantienen predominantemente por sobre los 30 grados Celsius en las horas del día, y llegan a los 42 grados en la zona noroeste del país, según los registros del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

En la tercera semana de marzo pasado cuatro personas fallecieron por hipertensión arterial y 11 por infarto, según datos del Minsa. Las altas temperaturas se mantendrán al menos lo que resta de abril, de acuerdo con las previsiones del Ineter.