•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El juez Quinto Distrito Penal de Audiencia de la capital, Julio César Arias, ordenó acumular en un solo expediente las dos acusaciones que por tráfico internacional de estupefaciente  presentó la Fiscalía contra el nigeriano Sunday Lawrence Nwankwo.

“Se cumple con la triple identidad  que exige el Código Procesal Penal que es el mismo delito, el mismo acusado y la misma víctima”, dice en su parte medular la resolución del juez de audiencia.

Por economía procesal y administrativa, el juez Arias ordenó acumular en un solo expediente las causas relacionadas con el envío de droga en varios libros de cuentos y en un repuesto para tractor.

La acumulación de causas será ejecutada por el juez Noveno Distrito Penal de Juicio de la capital, Edgard Altamirano, quien tiene a su cargo el proceso donde el nigeriano y  Francela Kingman  son acusados de transporte internacional de estupefacientes.

Para trasegar la droga Lawrence pretendió utilizar los servicios de mensajería de Correos de Nicaragua, cuyas autoridades avisaron a la Policía. Por estos mismos hechos es procesada  Francela  Kingsman  y existe orden de captura contra  Benedict Ocono, que está radicada en Costa Rica.

Dos nicas se inculpan

En tanto, en otro proceso que se realizó ayer, Enrique Baltazar Mendoza y Lester López Sánchez se declararon culpables del delito de transporte interno de estupefacientes. Ellos fueron capturados por la Policía trasegando 12 kilos de cocaína en un automóvil el pasado mes de marzo en el distrito VI de la capital.

Después que Mendoza y López aceptaron su culpabilidad ante el juez Julio César Arias, la Fiscalía pidió que los sancionen con nueve años de prisión y la defensa solicitó cinco años.

Otro caso 

Por otro lado, en el Juzgado Sexto Distrito Penal de Juicio de la capital  fue sentenciado a 12 años de prisión al guatemalteco José Luis Ortiz González, quien terminará de cumplir su condena el 14 de diciembre del año 2028.

En la sentencia el juez Ernesto Rodríguez  también ordena que el guatemalteco pague una multa de C$52,000 que equivalen a 500  días de salario mínimo del sector industrial.

En 2011 Ortiz González fue capturado por la policía costarricense  en el puesto fronterizo de Peñas Blanca trasegando 92 kilos de cocaína, cuando intentaba cruzar a territorio nicaragüense.