•   Ocotal, Nueva Segovia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Policía Nacional, el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), el Cuerpo de Bomberos y la Cruz Roja afinan medidas y maquinaria para proveer seguridad a los miles de feligreses católicos que conmemoran la pasión de Cristo y a los miles de neosegovianos de los 12 municipios que visitan  los ríos y balnearios para sofocar el calor de la temporada.

El comisionado mayor Óscar Reyes, jefe departamental de la Policía Nacional, dijo que la institución dispone de 244 fuerzas policiales que estarán activas con 32 motocicletas, 12 camionetas patrulleras y dos autos para proveer seguridad a los 64 balnearios registrados, así como a las actividades religiosas que desarrollen las iglesias en los 12 municipios.

Reiteró las orientaciones de no conducir bajo efectos etílicos, hacer uso del cinturón de seguridad, así como del casco, si conduce  motocicletas, y respetar los límites de velocidad. No se permitirá la portación de armas de fuego desde el sábado 8 hasta el domingo 16. Añadió que el Plan Verano incluye la prevención de actividades delictivas y alteraciones al orden público.

Buses con fallas graves

Por su parte, Antonia Zambrana, delegada del MTI en Nueva Segovia, dijo que se ha realizado la supervisión mecánica al 20 por ciento de la flota de 94 unidades que ingresan y salen de la terminal de la ciudad de Ocotal.

Este martes, cinco unidades fueron paradas por presentar fallas mecánicas graves, y hasta que sean reparadas, previa reinspección, serán reincorporadas al servicio. Zambrana dijo que la inspección se realiza en todos los sistemas de la unidad: frenos, rodaje, transmisión, dirección, sistema eléctrico, entre otros.

Zambrana agregó que normalmente se administra el movimiento de 150 mil usuarios por mes, pero en las temporadas como la Semana Santa, la demanda se incrementa. “Ponemos dos unidades paralelas en las rutas que presentan sobredemanda. La ley nos faculta”, acotó.

La funcionaria recomienda a los usuarios no abordar buses que observen vayan sobrecargados, “porque tenemos que velar por nuestras vidas”, exhortó.

Desde las terminales, las unidades parten con la cantidad adecuada, y en el camino, la Policía está previendo la sobrecarga de pasajeros. Los buses deben portar un botiquín de primeros auxilios.

También se recomienda a los conductores de buses no atender teléfonos celulares mientras manejan. La Policía Nacional sancionó, recientemente, a un chofer que manejaba y a la vez atendía el celular. 

Telma Canales, directora de Cruz Roja de Ocotal, informó que disponen de cinco socorristas salvavidas, 21 jóvenes, damas voluntarias y dos ambulancias para prestar primeros auxilios en las actividades religiosas y en los balnearios donde sus propietarios hayan solicitado el servicio.