•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La nicaragüense Norma Ramírez Barrera fue condenada a un año y cuatro meses de prisión por ofrecer un soborno de 5,000 colones (9 dólares) a un policía fronterizo, con el fin de que le permitiera ingresar al país de manera ilegal. 

La mujer de 29 años de edad fue arrestada el pasado 19 de marzo en Peñas Blancas. 

La condena contra Ramírez Barrera fue dictada el pasado viernes por el Juzgado Penal del II Circuito Judicial de San José.

"A raíz de la prueba contundente Ramírez aceptó ser responsable del delito, por lo que se sometió a un proceso especial abreviado", explicó la Fiscalía en un comunicado.

Lea: Los migrantes nicas deportados y rechazado

En lo que va del año, la Policía de Fronteras de Costa Rica ha detenido a cinco nicaragüenses por intentos de soborno, quienes pretendieron ingresar a ese país de modo irregular en busca de trabajo. El pasado 28 de marzo el nicaragüense Adonis Cerdas Quintero fue condenado por el  Juzgado Penal del II Circuito Judicial de San José a seis meses de prisión y cinco días de multa, por un delito de penalidad del corruptor y la infracción de usurpación de nombre.

Según las autoridades ticas, el nica ofreció 5,000 colones a agentes fronterizos para que no alertaran a Migración y también se hizo pasar por un costarricense portando una cédula falsa. En el proceso, Adonis Cerdas Quintero decidió admitir los hechos por los que fue acusado y se sometió a un proceso simple.

El primer caso de un nicaragüense condenado por intentos de sobornos este año en Costa Rica se dio en enero pasado, cuando Gladys  del Carmen Carballo aceptó su culpa y se le impuso la pena de un año y cuatro meses de prisión.

Además: Costa Rica no es “pura vida” para migrantes nicas

Dos en proceso

El pasado 28 de marzo, las autoridades ticas informaron la detención de dos nicas que también ofrecieron coimas a policías a cambio de ingresar al país. El Ministerio de Seguridad Pública (MSP) indicó en un comunicado que uno de los detenidos fue un hombre de apellido Montero, quien ofreció 40,000 colones (75 dólares) a policías.

Actualmente el nica enfrenta cargos por penalidad del corruptor y por uso de documento falso, después de que se comprobó que la cédula de residencia que portaba era falsa.

El segundo caso es el de una mujer de apellido Borges, de 36 años, quien entregó a los oficiales su pasaporte "con 10,000 colones (18 dólares) dentro para que le ayudaran a un hombre, también nicaragüense, el cual viajaba junto a ella, pero en condición migratoria irregular", agregó el Ministerio de Seguridad Pública en la misiva. 

Práctica

Los casos de estos connacionales podría estar ligado a una costumbre extendida, ya que uno de cada cuatro nicaragüenses justifica el pago de coimas o “mordidas” para agilizar trámites personales en diferentes instituciones estatales, reveló el estudio Barómetro de las Américas Nicaragua 2016.

Te puede interesar: “Es falso que Costa Rica subsidie a los migrantes nicas”