•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Los habitantes de  la comunidad costera Padre Ramos, jurisdicción de Jiquilillo, en el municipio de El Viejo, Chinandega, encontraron la mañana de este miércoles un delfín muerto en las costas de la playa.

Según  biólogos franceses que se encuentran en el país, el calentamiento de las aguas del Pacífico y la falta de alimentos pueden ser los factores de este hecho.

El hallazgo ocurrió a tempranas horas de este miércoles, cuando un grupo de habitantes dieron aviso a las autoridades del balneario, que constataron la aparición  de la especie sin vida.

Los biólogos que atienden la localidad, extrajeron piel y grasa del animal para determinar la causa de la muerte, aunque todo parece indicar que no encontró las corrientes adecuadas para regresar a su hábitat.   

A las cuatro de la tarde, la bióloga marina francesa Irene Efege y sus tres compañeros de trabajo practicaron autopsia al delfín, para demostrar a los que acudieron a ver al animal los daños a la fauna  por malas prácticas.

El grupo de biólogos de servicio por tres años en Jiquilillo asegura que es el segundo delfín que aparece muerto. El primero fue en enero pasado. 

El Hotel Marina Puesta de Sol que organiza recorridos de avistamientos de ballenas y delfines, en los últimos días han hecho viajes de avistamiento de delfines a 30 kilómetros mar adentro, localizando manadas de esta especie, frente a las costas de Jiquilillo, el que ha sido un espectáculo para los turistas.

En el mes de febrero en la comunidad costera de Puerto Sandino, en Nagarote, se lograron apreciar varias focas marinas que se asoleaban en la playa. También se lograron apreciar  delfines y crías de ballenas que ofrecen un verdadero espectáculo saltando y flotando en la misma zona, aunque en aguas más profundas.