•  |
  •  |
  • END

El embarazo de adolescentes y de niñas de 10 años, la reorientación del VIH-Sida al incrementar la pandemia hacia las mujeres, además de los niveles de violencia por la crisis económica, de más polarización y menos armonía a nivel de los hogares en medio del desempleo y de las necesidades a cumplir, son parte de las preocupaciones del Fondo de Población de las Naciones Unidas a 15 años de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo, CIPD, celebrada en 1994.

Alberto Missair, coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en Nicaragua, indicó que hay avances importantes de desarrollo humano, pero Nicaragua necesita esfuerzos muy grandes para cumplir con los objetivos de desarrollo del milenio, cuyas metas se establecieron para 2015, acordadas por 179 jefes de Estado cuyos gobiernos se comprometieron a mejorar la vida de la población.

“Estas metas son un mínimo de decencia para respetar los derechos humanos y necesidades básicas insatisfechas”, expresó Missair.

Comentó, además, que por eso se reunió el FPNU con organizaciones de sociedad civil, para aunar esfuerzos y complementar el trabajo del gobierno, que no puede hacerlo por sí solo.

Avances y desafíos

David Orozco, oficial de programa de Fondo de Población de Naciones Unidas, FPNU, dijo que en el informe “A 15 años del Cairo, avances y desafíos en Nicaragua”, presentado ayer, refleja situaciones positivas, como el incremento de un 36 por ciento de la planificación familiar en las áreas rurales, reduciéndose la brecha frente al sector urbano.

Además, que se ha acortado la distancia entre la fecundidad real y la ideal en un 50 por ciento para 2007. Sin embargo, en la prevalencia por edad, la fecundidad ha aumentado progresivamente en un 20 por ciento en los rangos de edad entre los 15 y los 19 años, según la tendencia de 1995 a 2005, que son los datos oficiales más recientes obtenidos por la UNFPA.

Otra de las preocupaciones fue la tendencia gradual del incremento de mujeres afectadas con el VIH, que representan el 31 por ciento de las personas con dicha enfermedad. La relación observada es de 1 mujer por cada 1.8 varones con el VIH; sin embargo, en la relación por edad, la cifra refleja que por cada adolescente varón, existe una adolescente con VIH.

Entre los logros en la lucha contra la violencia de género, está el establecimiento de 209 organizaciones, tanto del Estado como de la sociedad civil, que trabajan para erradicarla. Por otra parte, en la actualidad existen 32 Comisarías de Mujer y Niñez, con un incremento del 41 por ciento en denuncias entre los años 2006 y 2007, sin embargo ven negativo que estas no progresan.

Señaló que después del trabajo realizado, han logrado cambiar mentalidades, ya que en 1994, el 22.4 por ciento de las mujeres reconocía que el esposo puede tener una buena razón para golpearlas, mientras en 2007 las mujeres que piensan así se redujeron al 13.7 por ciento.

Fuga de capital humano

En el tema de migración, la fuga de población se incrementa. Los datos del Instituto Nacional de Información de Desarrollo, INIDE, reportan que anualmente 40 mil nicaragüenses se van del país para no volver, y se estima que el 62 por ciento de estos emigrantes están en el rango de los 15 y los 29 años de edad. Lo anterior atribuido a la problemática social y económica del país.

En su exposición, Orozco comentó que el Estado de Nicaragua ha acumulado diferentes leyes, estrategias, políticas y planes para garantizar a la población nicaragüense la salud, la educación y la equidad de género. A pesar de esto, un obstáculo es que entre los nuevos funcionarios hay diversidad de enfoques conceptuales relacionados con estos temas, no hay adecuados espacios operativos para dar salida a estas normas, hay conflictos con sectores claves, y las denuncias no progresan.