Luis Alemán
  •  |
  •  |
  • END

El Ministro de Transporte e Infraestructura, ingeniero Pablo Fernando Martínez, aún tiene esperanzas de que el gobierno de los Estados Unidos conserve la ayuda que ofrece a través del programa Cuenta Reto del Milenio, y que tiene congelada desde el pasado mes de noviembre, como consecuencia de protestas por irregularidades en los resultados de las elecciones municipales.

“Está en suspenso, vamos a ver qué resuelven mañana (hoy)”, declaró Martínez Espinoza, quien cree que la suspensión de la ayuda obligaría al gobierno de Ortega a “buscar otras fuentes de financiamiento”, para continuar proyectos de infraestructura vial en el Occidente del país.

Martínez Espinoza inauguró junto al Segundo Secretario de Cooperación No Reembolsable de Japón, el nuevo puente Boaquito, ubicado en el tramo Papaturro-Santa Lucía, en el departamento de Boaco, y que fue construido con la cooperación japonesa.

Según el titular de Transporte e Infraestructura, la suspensión del programa Cuenta Reto del Milenio exigiría “recurrir a quien le quiera ayudar a Nicaragua”, lo que para Martínez Espinoza “nada es seguro”, y a pesar de ello, mantiene las esperanzas que la Cuenta Reto del Milenio se mantenga. “Veremos qué pasa”, señaló.

Durante una comparecencia ante los diputados miembros de la Comisión de Infraestructura de la Asamblea Nacional, el ministro Martínez Espinoza confirmó que la cooperación externa representa más del 60 por ciento de las fuentes de financiamiento para la ejecución de proyectos de infraestructura vial de ese ministerio.

Desde 2005, Nicaragua recibió unos 170 millones de dólares de la Cuenta Reto del Milenio, de los que 64 millones están pendientes de desembolsar.

Puente reconstruido

En tanto, los habitantes del municipio de Santa Lucía ya tienen su puente nuevo, reconstruido por el Ministerio de Transporte e Infraestructura con recursos del Tesoro y con la colaboración de la empresa Fujita Corporation, de Japón. Pero el alcalde del municipio, el liberal José Santos Martínez, espera que ahora los esfuerzos del gobierno se dirijan al adoquinado de al menos, 18.3 kilómetros de carretera que unen el poblado con los municipios de Teustepe y Boaco.

El edil aprovechó la presencia del Ministro de Transporte e Infraestructura, ingeniero Pablo Fernando Martínez, en la inauguración del puente Boaquito, para solicitarle el adoquinado de las carreteras.

“Con ello resolveremos el problema del aislamiento cada vez que hay lluvias”, aseguró el alcalde, quien mostró su satisfacción por la construcción del puente Boaquito, que cruza sobre el río Fonseca.

El puente Boaquito fue destruido en 2007 por la crecida del río Fonseca. Su reconstrucción inmediata no fue posible, y sólo se construyó un puente vado para enfrentar la emergencia, pero las lluvias del año pasado lo volvieron a destruir. “Ahora, gracias a la cooperación japonesa el puente es una realidad”, detalló el alcalde liberal de Santa Lucía.

Según el ministro de Transporte, en la reconstrucción del puente se usaron las vigas metálicas del puente Las Limas, construido con fondos del Japón. Las vigas fueron donadas por la empresa japonesa, Fujita Corporation.

Más puentes a reconstruir

El ingeniero Martínez confirmó que con las vigas que fueron retiradas de los puentes Ocongua, Quinima y Muhan, que se construyen con fondos del gobierno japonés, se reconstruirán los puentes La Calamidad, ubicado en el poblado boaqueño del mismo nombre, y en Paso Los Hoyos, en Santo Tomás.

“Son obras para garantizar la vida de las personas y el desarrollo económico de los municipios”, afirmó el ministro.

Por su parte, el señor Masamori Kobayashi, Segundo Secretario de Cooperación de la Embajada de Japón en Nicaragua, mostró sus esperanzas en continuar la cooperación japonesa en nuestro país, principalmente en materia de infraestructura vial. Con el apoyo japonés se han construido en Nicaragua 32 puentes y 900 kilómetros de carreteras rurales.