• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

“¡Qué maldad la que hicieron Dios mío!”, manifestó entre sollozos Karla Pérez Mendoza, al salir del Instituto de Medicina Legal ( IML) después de confirmar que la mujer que estaba con el rostro desfigurado era su hermana Claudia Lisseth Pérez Mendoza, de 34 años.

Antes ya la había reconocido Róger Antonio Pérez, padre de Claudia, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado el pasado sábado en un predio baldío, en la tercera etapa del barrio Hialeah, cerca de la terminal de la ruta 104.

La niña Génesis Pérez, de nueve años, dijo a su abuelo materno que su mamá (Claudia) salió de su casa el viernes a las 11 de la mañana, pero que una hora más tarde (12 del mediodía) ya no respondió el teléfono celular.

Ante de salir de su hogar en el barrio Jorge Dimitrov, Claudia Pérez dijo a sus niños que iba para San Rafael del Sur con una mujer llamada Marcia, según relató la pequeña Génesis.

Dos detenidos

Karla Pérez Mendoza dijo que Marcia es exsuegra de Claudia y madre de un hombre a quien solo identifica como Frank, que fue pareja de Claudia. Extraoficialmente se informó que la tarde del domingo la Policía detuvo a Marcia y la mantiene bajo interrogatorio en la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) conocida como “El Chipote”.

De interés: 15 mujeres han sido asesinadas en lo que va de 2017

La otra persona que permanece como sospechoso de haber cometido el crimen es Ricardo Lorenzo Soza Barquero, de 30 años, capturado a unos 800 metros del lugar donde encontraron el cuerpo.

Policía reinspecciona

La mañana del domingo la Policía reinspeccionó el predio baldío, donde el sábado fue encontrado el cuerpo sin vida de Claudia Pérez , en busca de nueva evidencias y de testigos para esclarecer el asesinato.

Una vez concluida la diligencia policial, las autoridades se llevaron para interrogar en calidad de testigo a una mujer, únicamente identificada como Gabriela y a su hijo, un adolescente de 16 años.

Una fuente vinculada con las investigaciones, reveló que Gabriela fue trasladada al Distrito I de Policía en calidad de acompañante de su hijo, porque él debe estar asistido por uno de sus tutores al momento de ser entrevistado.

El menor de edad junto con otro compañero de clase vieron a Ricardo Soza Barquero platicar con Claudia a eso del mediodía del viernes, tendido sobre la maleza del campo, dijo una pariente del menor.

Entrevistan a familia de sospechoso

La Policía entrevistó la mañana del domingo a la familia de Ricardo Soza Barquero, confirmó Wilgenk Rivas, hermana del hombre, quien trabaja como afanador en un hospital de la capital.

Más: Cuatro hombres han sido condenados por femicidio

“Ahorita no podemos decir nada porque la Policía está investigando”, afirmó Wilgenk Rivas, agregando que el “único pecado” de su hermano es que cuando le pagan se queda tomando licor en la calle.

Wilgenk Rivas insistió en afirmar ante los periodistas que su hermano Ricardo no tiene pareja y que únicamente trabaja para su hijo de seis años, que procreó con una mujer de quien se separó hace mucho tiempo.