•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Silvia Mendoza, tía-materna de Claudia Lisseth Pérez Mendoza, aseguró este lunes haber presenciado la detención de tres de los cuatro sospechosos de asesinar a su sobrina. “La Policía primero capturó a Marcia Obando Ramírez, de 56 años, después sacaron al marido de Marcia, que no le conozco el nombre, y por último, cerca de donde fue hospital Vélez Paiz, capturaron a Frank Antonio Ramírez, hijo de Marcia”, afirmó Silvia Mendoza.

Los familiares de Claudia Pérez aseguran que la relación sentimental entre la víctima y Frank Antonio Ramírez concluyó hace tiempo, pero que Marcia Ramírez siempre mantuvo la amistada con su exnuera.  

El cuarto detenido por el crimen de Pérez Mendoza es Ricardo Sosa Barquero, de 30 años, quien fue  marcado por un perro de la técnica canina, a unos 800 metros donde fue encontrado el cuerpo sin vida de la mujer de 34 años.

Escena del crimen

Marcia Obando Ramírez,  la noche del domingo, fue llevada por la Policía a la escena del crimen, confirmaron pobladores que viven en la entrada al camino, donde fue encontrado el cuerpo sin vida de Claudia Pérez.

Mirna Vanessa Pérez, sobrina de la mujer asesinada, afirma que Marcia Obando estuvo llamando a su tía el pasado viernes, para que fueran a San Rafael del Sur y para ello acordaron verse en el mercado Israel Lewites.

“Ella  (Marcia Obando) estuvo llamado a mi tía (Claudia)  para que fueran a San Rafael del Sur, pero como mi tía le dijo que no tenía, ella le decía que le iba a poner todo los gastos”, refiere Mirna Pérez.

De interés: Policía investiga asesinato de joven en barrio Hialeah

¿Se comunicó con expareja?

Frank Ramírez, expareja de Claudia Pérez, al ser capturado la tarde del domingo en un barrio del Distrito 3 de la capital, habría dicho a la Policía que el viernes se estuvo comunicando con Claudia.

“Frank (Ramírez)  le dijo a la Policía  que se había estado comunicando con mi tía por chat (mensaje de texto) el viernes a las nueve de la mañana”, afirmó Silvia Mendoza durante el velorio de su tía.

Mientras tanto en la casa de Ricardo Soza Barquero, su familia sigue confiando que al final de las investigaciones se comprobará que él no tiene nada que ver con el crimen de la mujer.

Además: 15 mujeres han sido asesinadas en lo que va de 2017

“Mi hermano (Ricardo Sosa)  cuando toma licor se queda dormido en cualquier parte, pero  ese día (viernes) él  se quedó a dormir en la iglesia Rosa de Sion, que está en el barrio Memorial Sandino”, afirmó  Wilger Rivas, hermana del sospechoso.