• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El clima puso a prueba esta tarde varias localidades del norte de Nicaragua, con granizo en Jinotega y Boaco, y fuertes vientos en Nueva Segovia, reportaron las autoridades.

La caída de granizo provocó la evacuación de una familia en Jinotega, así como daños en varias viviendas, informó a medios oficialesa el alcalde Leónidas Centeno.

“Familias evacuadas hasta el momento tenemos solo una, es una familia que había hecho con su propio esfuerzo su champita de plástico. Esta familia está siendo resguardada en este momento porque quedó a la intemperie en uno de los barrios suburbanos de la ciudad de Jinotega”, declaró Centeno.

Los pobladores indicaron que el granizo empezó a caer a eso de la 2:30 p.m. de este martes.

Centeno admitió que el fenómeno ocasionó daños en líneas del tendido eléctrico, en viviendas particulares y botó árboles.

Casi al mismo tiempo, fuertes vientos tiraron al suelo más de una docena de árboles en la carretera Jalapa y Teotecacinte, mientras que una docena de viviendas terminaron con afectaciones en su ifnraestructura.

En la tarde el tránsito quedó obstruido a causa de los árboles que estaban tirados.

Además, en Ocotal, Nueva Segovia, se reportó una tormenta eléctrica, y en Somoto hubo un aguacero acompañado con vientos.

Nicaragua, como otros países en desarrollo, es considerada vulnerable ante el cambio climático.

Recientemente se informó que en el volcán Mombacho corre peligro la salamandra, a causa del cambio climático.

Asimismo, los expertos sostienen que las fuentes hídricas se han visto afectadas, principalmente en el corredor seco.

El Foro Nacional de Reciclaje consideró que en 2016 un total de 36 municipios sufrieron por una disminución en el nivel de sus aguas subterráneas.

Por otro lado, en febrero el gobierno nicarag{uense indicó que el 20 % del territorio está conformado por humedales que se encuentran amenazados por la pérdida de bosques, la contaminación, la actividad económica y los efectos del cambio climático.