• Managua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El reporte de daños causados por las lluvias y vientos huracanados registrados en el centro y norte del país continuó este miércoles con el recuento de al menos 23 viviendas afectadas en los departamentos de Nueva Segovia y Estelí.

Además, la Empresa Nicaragüense de Transmisión Eléctrica (Enatrel) trabajaba para restablecer el fluido eléctrico que fue suspendido por dichas condiciones, principalmente en los municipios de Jinotega, Estelí y Achuapa.

En Cuapa, departamento de Chontales, se reportaron 5 casas afectadas parcialmente en la comunidad San Luis, resultando perjudicadas 21 personas (13 niños y 8 adultos). Además, en la comarca El Zancudo, una vivienda colapsó por los fuertes vientos y sus habitantes tuvieron que ser llevados a un centro de salud.

En la ciudad de Estelí, los vientos huracanados ocurridos en la noche del martes levantaron el techo de la vivienda de José Antonio Flores López y su familia. Al momento del percance los ocupantes de la casa (tres adultos y un niño) no se encontraban.

El capitán Álvaro Jara, oficial del puesto de mando del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Estelí, señaló que esta es la única afectación que les han reportado hasta ahora.

Sin embargo, los bomberos unificados acordonaron el área para evitar que personas que circulan a pie o en vehículos hicieran contacto con un cable de energía eléctrica que se cayó debido a los fuertes vientos.

También una cuadrilla de trabajadores de la empresa distribuidora de energía eléctrica se hizo presentes al lugar para tomar control de la situación.

Las demás viviendas afectadas pertenecen a la comunidad Jumuyca, jurisdicción del municipio de Jícaro, donde la tarde del lunes un fuerte tornado afectó la zona. Entre los inmuebles dañados se encuentra la escuela pública de la localidad.

En tanto, según información brindada a medios oficiales, vientos huracanados arrancaron aldededor de 15 árboles que cayeron sobre la carretera a la altura de Taoquil, entre Jalapa y Teotecacinte, y levantaron el techo de 12 casas en la comunidad de Las Uvas, Jalapa, en Nueva Segovia.