Tania Sirias
  •  |
  •  |
  • END

La ministra del Ambiente y los Recursos Naturales, Juanita Argeñal, dijo que si la tenería La Fuente vuelve a operar en Granada, sus dueños tendrán que reparar el daño ambiental causado por la empresa Reptiles de Nicaragua S.A., Reptinic, la cual adquirieron mediante una subasta.

“Los actuales dueños deben remediar la degradación ambiental. Hubo daño en la capa de los suelos, producto del almacenamiento de los químicos con los que se procesan las pieles, y por eso deben hacer tratamiento en la planta de agua, con lagunas de oxidación”, señaló la titular del Marena.

Refirió que esta institución hizo presencia en la talabartería La Fuente, y dijo que la delegada territorial comprobó que hay mejoras en la jardinería y en obras estructurales, pero el proceso que ordenó la Corte Suprema de Justicia, que es plan de remediación ambiental, todavía no lo han iniciado.

Todavía no hay apertura

Argeñal expresó que la tenería no ha presentado el estudio de impacto ambiental, sin embargo, el presidente de la Comisión del Medio Ambiente del Parlamento, Francisco Jarquín, dijo que éste ha sido denegado por la delegación departamental del Marena en Granada.

“Existe un manejo ambiental inadecuado de las sustancia químicas, pues son metales pesados y ponen en riesgo la salud de los trabajadores y de la población que hay alrededor de la empresa”, señaló la titular del Marena.

En tanto, Jarquín aseveró que la talabartería ha comprado equipo para reparar el daño ambiental. “Existe un rezago entre la empresa y el Marena, mientras ‘el tiempo está corriendo’ y el daño lo sufre el suelo”, dijo el diputado. Además, reiteró que hay voluntad de parte de la empresa para reparar la contaminación que causó Reptinic.

Asimismo, señaló que esperan del Marena la aprobación expedita de los requisitos para que esta empresa inicie la reparación ambiental, con base en las normas técnicas establecidas por la instancia rectora de los recursos naturales.