•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El C-5 Galaxy, el avión más grande de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, arribó a Managua con ayuda humanitaria (alimentos y equipo de extinción de incendios) valorada en 215 mil dólares, informó hoy la Embajada de Estados Unidos.

Mediante una nota de prensa, la legación diplomática precisó que la aeronave dejó 37,000 kilos en alimentos y 9,500 kilos en equipos de extinción de incendios.

“La generosidad de la gente de Estados Unidos y del gobierno de Estados Unidos me enorgullece, estamos felices de poder facilitar esta donación”, declaró la embajadora de Estados Unidos en Managua, Laura Dogu.

El avión llegó al aeropuerto Augusto C. Sandino el pasado sábado.

“Los artículos fueron donados por las organizaciones Abundant Rain Ministries y Bend Fire Fighters Foundation y serán entregados a las organizaciones locales de la Fundación Instituto Bíblico Internacional y la Asociación Civil Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Nicaragua (ACCBVN)”, indicó la embajada estadounidense.

Además, los alimentos serán distribuidos en comensales, orfanatos y escuelas en Managua, Granada, Ciudad Sandino, Tipitapa, San Rafael del Sur y Masachapa.

“El programa Denton es fruto de los esfuerzos de varias agencias gubernamentales de Estados Unidos, entre ellas están la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), el Departamento de Estado y el Departamento de Defensa de Estados Unidos”, concluye un comunicado.

Los C-5 Galaxy, fabricados pore Lokcheed Martin, tienen alcance intercontinental y gozan de una gran capacidad de carga.

Este tipo de aeronaves empezaron a usarse en 1969.

La movilización de este tipo de aviones, además, supone una enorme inversión, pues los expertos indican que debido a su gran tamaño tienen un elevado costo de operación.

El analista Mark Thompson dijo recientemente al sitio rollcall.com que un C-5 Galaxy puede transportar dos tanquetas o seis helicópteros de ataque.

En Estados Unidos se informó a mediados de abril que la Fuerza Aérea de Estados Unidos había decidido dejar de utilizar una parte de su flota de C-5 Galaxy para ahorrar unos 60 millones de dólares anuales en el costo de operación de esas aeronaves, por lo que el envío del avión con ayuda humanitaria a Managua toma más importancia.