•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Seis de cada diez nicaragüenses dicen estar en desacuerdo “con los grupos o personas que desde Nicaragua promueven  la Nica Act”, tal como expone la encuesta de M&R Consultores, divulgada este lunes.

La Nica Act es una iniciativa de ley de congresistas estadounidenses, que pretende cortar a Nicaragua el desembolso de fondos de organismos internacionales.

Solo 24.9% de los encuestados dice estar de acuerdo con quienes apoyan ese proyecto de sanciones contra Nicaragua, el 9.8% expresa indiferencia hacia el tema y el 5.1% no respondió a esta pregunta de M&R.

“El 63.5% de los nicaragüenses desaprueba ese tipo de iniciativa, hay un 10.2% que le es indiferente; esa indiferencia, según pudimos establecer en este estudio, tiene una connotación de rechazo en tanto lo ven como que es un país extranjero tratando de entrometerse en cosas internas de otro país”, explicó Raúl Obregón, gerente general de M&R, durante la presentación de la encuesta.

Raúl Obregón, gerente general de M&R.Agregó que, en contraposición, el 21.8% de las personas encuestadas aprueba la introducción de esa Ley.

“Existe una proporción de gente en Nicaragua que definitivamente está en contra del Gobierno de Nicaragua y definitivamente sí creen que este tipo de acciones viene a contribuir, digamos, a debilitar al Gobierno de Nicaragua y la aprueban”, comentó Obregón.

Para tratar de conocer mejor la percepción de los encuestados, M&R hizo la siguiente pregunta: “Hay quienes dicen que este tipo de acciones beneficia a la democracia en Nicaragua, otros por el contrario dicen que perjudica a la democracia y a la economía de Nicaragua. ¿Con cuál afirmación se queda usted?”

El 64.1% respondió que la Nica Act perjudica a la democracia, contra el 29.7 % que dijo que beneficiaría a la democracia del país. El 6.3% se abstuvo de responder.

La encuesta fue realizada a nivel nacional entre el 4 y el 12 de abril. Un total de 1,600 personas fueron consultadas en 15 departamentos y las dos regiones autónomas de Nicaragua. El nivel de confianza del estudio es de 95%.

El rol de la OEA

M&R también consultó sobre el pronunciamiento de la  Organización de Estados Americanos (OEA), indicando que acciones como la Nica Act atentan contra el trabajo conjunto que realizan el Gobierno de Nicaragua y la OEA para fortalecer la democracia del país.

Al respecto, el 63.7% dijo estar de acuerdo con lo expresado por el organismo regional, el 18.8% afirmó estar en desacuerdo, el 11.8% se mostró indiferente y el 5.8% evitó opinar sobre el tema.

Obregón señaló que desde finales del año pasado, cuando el Gobierno y la OEA anunciaron que habían iniciado un proceso de diálogo, hasta febrero de este 2017 cuando se informó que ambas partes alcanzaron un entendimiento, la población ha mostrado un alto grado de aprobación, llegando en esta primera investigación al 74.1% contra el 8.9% que no lo aprueba.

Ese respaldo al diálogo con la OEA es compartido también por personas con diferentes simpatías partidarias. De quienes se identifican como oposición, el 62.1% lo aprueba; de los sandinistas, el 79.5% lo respalda, así como el 70.4% de quienes se dicen independientes.

Sobre los beneficios que ese diálogo puede aportar a las elecciones municipales de este año, Obregón dijo que “la participación de la OEA es muy positiva para este proceso electoral de noviembre; creo que los nicaragüenses tienen bastante credibilidad en ese organismo, el cual ha estado presente en Nicaragua en los momentos cruciales, por ejemplo, al inicio de la paz 1989-1990”.

Universidad en línea es poco conocida

Rafael Lara

La última encuesta de M&R Consultores preguntó a los nicaragüenses si conocían o han escuchado de la reciente apertura de la primera universidad en línea del país. El  32.1% dijo que sí, mientras el 62.4% negó saber algo. El 5.5% no respondió. 

El proceso de matrículas para la Universidad Abierta en Línea de Nicaragua (UALN) inició el 24 de octubre del 2016, y comenzó con un pilotaje de 200 estudiantes, que recibieron clases del 31 de octubre al  2 de diciembre.

Entre las personas que dijeron estar informadas sobre el nuevo centro de estudios virtual, la mayoría tiene entre 20 y 25 años de edad (40.2%), y en segundo lugar está la población entre 25 y 34 años (33.6%), precisa el sondeo de M&R realizado entre el 4 y el 12 de abril.

El funcionamiento oficial de la Universidad en Línea comenzó el 15 marzo pasado, con 19,430 bachilleres matriculados en 45 cursos.

Jóvenes conectados a internet.El 45.3% de los consultados considera que esta universidad no es accesible a cualquier ciudadano, independiente de su condición económica. El 29.2% dijo que sí lo es y el 25.5% dijo no saber o prefirió no responder.

La mayoría de los encuestados que consideran accesible la Universidad en Línea son jóvenes entre 16 y 19 años de edad (34.2%) y entre 20 y 25 años (39.7 %).

El 27.7% cree que esta universidad es beneficiosa, el 20.5% piensa que no ofrece ningún beneficio a los estudiantes y el 22.6% manifestaron indiferencia. El 29.3% dijo no saber o no respondió.

Evangélicos cautivan a creyentes jóvenes

Noelia Celina Gutiérrez

Los jóvenes entre dieciséis y diecinueve años que se consideran evangélicos representan el 40.1% de encuestados, frente al 38.8% de jóvenes católicos con las mismas edades, de acuerdo con la última encuesta del Sistema de Monitoreo de Opinión Pública (SISMO) de M&R Consultores.

Aunque existe una gran cantidad de jóvenes religiosos, también este grupo de edad tiene el porcentaje más alto de no creyentes. Un 2.6% de menores de 20 años afirmó no tener creencias religiosas. En los otros grupos de edad los porcentajes de no creyentes no superan el 0.8 %. En el otro extremo de la balanza la situación es opuesta. Las personas de 45 años a más son el segmento poblacional con más católicos en sus filas, es decir, un 58.6%  en contraste con el 28.6% de población evangélica. Un grupo religioso en culto.

Menos devotos católicos

Si bien, la mitad de la población nicaragüense es católica (50% de los encuestados, exactamente), la cantidad de personas que no asisten a la iglesia y no participan en ninguna actividad religiosa es significativamente alta en comparación con los católicos devotos. De manera precisa, un 67.4% de católicos no asisten a misa y solo un 7.8% están involucrados en diferentes movimientos de su congregación. Por su parte, un 49.6% de evangélicos asiste a la iglesia y un 17.6% tiene un involucramiento más cercano con su comunidad religiosa. Una situación parecida ocurre con mormones, testigos de Jehová y anglicanos, integrados en el grupo de otras religiones, en las cuales el 51.9% son practicantes activos y un 11.1% asisten más de tres veces a la semana a sus iglesias. 

Un 67.4% de católicos no asisten a la iglesia y solo un 7.8% están involucrados en diferentes movimientos de su congregación.

Más mujeres católicas

La encuesta también muestra que dentro de los católicos hay más mujeres (53.5%) que hombres (46.6%). Y entre los no creyentes hay más hombres (1%) que mujeres (0.4%). En cambio, entre los evangélicos los porcentajes de hombres y mujeres son casi iguales, 33% y 33.4 %, respectivamente.  

En el nivel socioeconómico, hay más personas católicas de clase alta y media alta (70.9%) que evangélicos con el mismo poder adquisitivo (20%). Y aun en los de escasos recursos siguen habiendo más católicos (47.5%) que evangélicos (36.6%). 

También hay  más católicos en el área urbana (51.2%) que en las zonas rurales (48.2%), al contrario de lo que sucede con evangélicos, quienes tienen mayoría de creyentes en lo rural (36.5%) que en lo urbano (31.1%).  

58.6% encuestadas mayores de 45 años son católicos.