•   San Marcos, Carazo  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cientos de feligreses católicos se dieron cita en la iglesia de la ciudad de San Marcos, para acompañar a San Marquitos, quien es venerado todos los 24 de abril. A eso de las 9 de la mañana, salió la imagen en procesión hacia el lugar conocido como las pilas de Sapasamapa, al primer tope con la Virgen de Monserrat, para luego recorrer las distintas calles de la ciudad y prepararse para el encuentro con otros santos.

A las 1:40 de la tarde, llegaron las imágenes de Santiago, patrono de los jinotepinos, y San Sebastián, de los diriambinos. El punto de encuentro fue el mojón, lugar que está ubicado entre las ciudades de San Marcos y Jinotepe.

A las 2 de la tarde, los pañuelos blancos se alzaron, la sirena del camión  de los bomberos y Cruz Roja sonaron, los cohetes y chicheros festejaron un año más de cultura y tradición entre las ciudades, de San Marcos, la Concepción, Jinotepe y Diriamba.

La imagen de San Marcos, se hizo acompañar de su tradicional Baile de la Vaca y su inconfundible música de chicheros, quienes eran  acompañados de promesantes que bailan al son y a orillas de la venerada imagen.

Luego a eso de las dos  y cuarenta de la tarde, la procesión  retornó a la ciudad de San Marcos a paso lento, dirigiéndose a la enramada mayordomal, donde cantaron el himno en honor a la imagen festejada y repartieron comida.

A las 8 de la noche se celebrarían los juegos de pólvoras, en el atrio de la iglesia de San Marcos, los cuales serían oficiados por la Alcaldía municipal, igual que la serenata dedicada a la imagen, prevista a las 11 de la noche.