• Estelí, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

En “El Diamante de Las Segovias” finalizó un foro de reflexión de la educación en Nicaragua, en el marco del proceso de desarrollo y transformaciones globales en el ámbito educativo y formativo.

Entre las estrategias que expusieron los organismos para Nicaragua se encuentra aumentar la inversión en educación hasta alcanzar al menos un 6% del Producto Interno Bruto hasta el 2030.

Magdalena Elizabeth Gámez, coordinadora en la región segoviana de tres centros de Fe y Alegría, mismos que se ubican en Estelí y Ocotal, advirtió que existe una voluntad expresa para plasmar y llevar a feliz término las metas planteadas dentro de las estrategias internacionales por la educación.

Durante el foro en Estelí, organizaciones de la sociedad civil, instituciones de enseñanza superior y colegios adscritos a Fe y Alegría remarcaron que en septiembre de 2015 en Naciones Unidas, gobiernos, organismos internacionales y organizaciones de la sociedad civil consensuaron la definición de una nueva agenda educativa con objetivos más amplios y ambiciosos.

De acuerdo a esa perspectiva en 2017 los gobiernos asumían el compromiso de impulsar planes e informar de sus avances que permitan alcanzar el cumplimiento de las metas para mejorar la educación.

De igual manera se plantearon, según expresaron en el foro, conseguir una educación que facilite el acceso a todas las personas a un trabajo digno, así como incorporar en los procesos educativos una perspectiva liberadora, constructora de ciudadanía plena, despartidarizada, tolerante y sobre todo respetuosa y edificadora de una cultura de respeto a los Derechos Humanos.

Es de indicar que como parte de las actividades de los centros que luchan por alcanzar una mejor educación, se encuentra también el apoyo para que los demás niños también puedan seguir en las aulas de clases.

Entre las iniciativas que contribuyen a esos fines, los estudiantes del Colegio Nuestra señora de El Rosario, que forma parte de la organización Fe y Alegría, se organizaron para apoyar a niños de muy escasos recursos y que están estudiando en algunos centros públicos del municipio de Estelí.

La estudiante de quinto año Marali López Parrilla informó que hicieron una colecta tanto de dinero, útiles escolares como cuadernos, lápiz y uniformes en buen estado que los estudiantes mismos han donado y que entregarán los estudiantes del centro público Rubén Darío ubicado en la comunidad Las Cruces y cuyos padres subsistente recolectando materiales reciclables que encuentran en el vertedero público municipal, los que luego venden en acopiadoras de chatarra.