• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El presidente Daniel Ortega indicó anoche que el Gobierno “ha trabajado” para “garantizar” la seguridad social de los afiliados al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).

“La seguridad social es un problema global, nosotros hemos venido trabajando, encontrando formas para seguir garantizándola en nuestro pueblo”, expresó Ortega en la ceremonia de conmemoración del Día Internacional de los Trabajadores y del quinto aniversario de la muerte del comandante Tomás Borge.

El problema de la seguridad social “tiene que ver con el crecimiento de la población, de la capacidad de recaudación en cada país. Este problema lo están enfrentando los países desarrollados que han buscado sus fórmulas, aplicando medidas que ha sido bastante polémicas”, señaló Ortega en una actividad en la que se encontraba el gabinete de gobierno y representantes del Frente Nacional de los Trabajadores (FNT).

Las medidas de los países industrializados son “polémicas porque significan restarle a los trabajadores en cuanto a que ya la edad de la jubilación va para arriba y el aporte del trabajador tiene que ser mayor y el aporte del empleador tiene que ser mayor (cotizaciones), esa es la forma que han establecido en los países desarrollados que tienen riqueza para poder administrar el tema de la seguridad social”, agregó el mandatario.

Afiliación al INSS creció 9.8% en Rivas

INFORME

Ortega hizo referencia a las proyecciones que su gabinete de gobierno piensa cumplir mencionando que para el periodo 2017-2021 se calcula atender a 143,142,184 personas por consultas médicas en el sistema público de salud. Para este ciclo estiman atender 1,824,351 cirugías y 2,809,441 hospitalizaciones con 771,864 partos.

También destacó que entre 2017 y 2021 proyectan la construcción de 100 mil viviendas “estimulando programas de financiamiento a través del Banco de Fomento a la Producción (BFP), que vamos a dinamizar para programas de viviendas de sectores medios y de interés social”, aseveró.

Ortega, además, indicó que en los próximos años planean entregar 111,523 títulos de propiedad entre pobladores del sector urbano y rural. También calculan hacer 150,056 conexiones nuevas al servicio de agua potable y conectar a 147,719 hogares al sistema de alcantarillado.

En días pasados la gerencia general del Bando de Fomento a la Producción informó que solo para este año estiman invertir US$50 millones para programas de viviendas de carácter social.

Nicas con poca cultura de pago del seguro facultativo