•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Asociación de Mujeres Trabajadoras Sexuales Girasoles (RedTraSex Nicaragua) anunció ayer la conformación de un sindicato del sector como parte de sus compromisos en el Día Internacional de los Trabajadores.

“Porque el trabajo sexual es un derecho laboral, vamos por la sindicalización, unidas somos más fuertes y libres”, informó la RedTraSex Nicaragua en un comunicado.

Hasta ahora el 1 de mayo era una fecha en que las trabajadoras sexuales de Nicaragua reclamaban por la formalización de su oficio; sin embargo, este año decidieron cambiar de estrategia para obtener derechos laborales. “Alzamos nuestras voces porque somos parte de la clase trabajadora, por ende nos asiste el derecho a contar con las mismas garantías que poseen las personas que ejercen cualquier otro trabajo o profesión”, resaltó el comunicado.

Actualmente el oficio de trabajadora sexual no es penalizado en Nicaragua, pero tampoco regulado. “Este vacío legal nos convierte en trabajadoras precarizadas”, sostuvo la RedTraSex.

A pesar de pertenecer al sector informal, las trabajadoras sexuales nicaragüenses están incluidas en comisiones de salud estatales y forman parte de la estructura de la Corte Suprema de Justicia, como facilitadoras judiciales, algo único en el mundo y que las llevó recientemente a la pantalla grande, de la mano de la cineasta francesa Florence Jaugey.