•   Matiguás, Matagalpa  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La jefatura del VI comando regional del Ejército de Nicaragua instalará un nuevo puesto militar en el municipio de Matiguás para mejorar el combate al abigeato y garantizar la seguridad en el campo en este municipio, se informó al terminar una reunión con productores y autoridades municipales.

El jefe del VI comando militar del Ejército de Nicaragua, coronel Marvin Antonio Paniagua, en coordinación con la alcaldía municipal, se reunió con representantes de este importante sector productivo del país.

Paniagua señaló que unos de los principales objetivos que busca el Ejército es garantizar la seguridad y protección de las diferentes actividades económicas y  productivas de la región y contrarrestar el abigeato que afecta a todos los municipios productores de ganado de la VI región.

Expresó que las tropas del VI comando militar han trabajado en toda la región para frenar el abigeato, ya que en lo que va del año se han registrado 114 semovientes robados, de los cuales ya se han recuperado 75.

Agregó que para seguir golpeando a los cuatreros se necesita información inmediata, de los contario la situación es más difícil para dar con los semovientes y capturar a los roba ganado, señaló.

“Hace poco logramos retener a 71 semovientes que no llevaban ningún documento, y lo que nos asustó a nosotros es que a las seis o siete horas ya estaba la mitad de las cartas de venta y a los dos días ya estaba el resto de animales legalizados, por lo que queremos ver y tocar eso también con las alcaldías, porque ese es un fenómeno que nos está afectando a ustedes y a nosotros, porque se nos cae el trabajo, ya que estamos reteniendo animales pero son legalizados rápidos”, señaló el jefe militar.

Por su parte, el alcalde de Matiguás, Marlon Scarlette, dijo que estaban en una reunión para ver cómo están los productores y los comerciantes en temas de seguridad ciudadana, a la vez que instó a los productores para que plantearan el sentir de la comunidad ante las autoridades militares.

Los productores coincidieron en que los roba ganado dejan sin nada a los productores y algunas fincas están sin animales.

Añadieron que en algunos sitios grupos de personas quieren invadir las propiedades.

Jaime Urbina, productor y directivo de la Cooperativa de acopio de leche Nicacentro, que abarca los cinco municipios de la llamada vía láctea (Muy Muy, Matiguás, Río Blanco, Paiwas y Mulukukú), remarcó que el flagelo del abigeato y el robo afecta a los productores en diferentes modalidades, ya que a unos los asaltan en sus casas y a otros les roban grandes cantidades de ganado, como el caso de Álvaro Núñez, a quien en un solo viaje se le llevaron 93 semovientes, de los cuales solo lograron recuperar 17 y el resto los criminales lo trasladaron a Honduras.

Los productores José Ángel Castro, Mac González, Arturo Aguilera, Deiglis Canales, Rolando Álvarez, entre otros, señalaron que además del abigeato y las cartas de venta, están enfrentando otro problema: la Corte Suprema de Justicia y el Ministerio Público cuando se atrapa a un roba ganado piden una serie de testigos y la gente del campo no va porque temen que estos delincuentes tomen represalias en contra de quienes van a testificar.

“Sería bueno que los testigos en el caso de abigeato se haga como cuando la Policía hace las investigaciones, en una puerta de vidrio donde el testigo mire al delincuente pero este no lo pueda ver y de esta manera se evita que el testigo corra peligro y el delincuente pague por el delito cometido”, dijo uno de los productores.

Como resultado de esta reunión, el Ejército de Nicaragüense se comprometió a instalar un puesto militar en el municipio de Matiguás con mira a garantizar la seguridad en el campo.

Por su parte, la alcaldía de este  municipio evalúa si quitar de las ventanillas la realización de cartas de venta y que todo se haga en la sede central.