•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Alcaldía municipal de Rivas emprendió desde mediados de abril un plan de limpieza de cauces pluviales —en el que se estima recolectar 810 metros cúbicos de desechos sólidos—  para prevenir las inundaciones en puntos vulnerables que existen en la ciudad  durante el período lluvioso. 

Según información brindada por el área de relaciones públicas de la municipalidad, la jornada de limpieza se implementará en 12.3 kilómetros de cauces con una inversión de 226, 000 córdobas.

El plan  de limpieza, que se desarrollará en 45 días, también incluye la rectificación de cauces con maquinarías para facilitar el flujo de las corrientes de agua hacia sus respectivas desembocaduras y evitar estancamientos.

Entre los cauces que están siendo despejados de desechos destaca el del extinto río de oro que atraviesa la ciudad de oeste a este por  un tramo de 2.8 kilómetros en el que recibe todo tipo de inmundicias y aguas residuales

También incluye la limpieza de los cauces del área urbana que cruzan por los barrios Carlos Aguilar,  Wilfredo Santana,  Pedro Joaquín Chamorro, Obrero, San Isidro, 19 de Julio, Gaspar García Laviana y el costado norte del mercado.   

De acuerdo a la información oficial, en las zonas semiurbanas se despejarán los arroyos de Los Cerros, San Rafael y San Esteban. 

A la limpieza  también se han sumado ciudadanos  que tienen propiedades atravesadas por la trayectoria de estos cauces.

El biólogo rivense Roberto Blandino aseguró que estas labores de limpieza  no solo ayudan a prevenir inundaciones en poblaciones ubicadas en zonas aledañas a los arroyos, también  evitan la proliferación de zancudos y otros vectores que convergen en aguas estancadas y la basura que arrojan a los cauces.

A la vez señaló que la jornada de limpieza debe de aprovecharse para hacer conciencia entre  la población de  que no se debe continuar arrojando basura en cauces ni usándolos como receptor de aguas residuales. “Porque además de ocasionar inundaciones por estancamiento, también atentan contra la salud pública, intoxican el medioambiente y las fuentes hídricas”, aseguró Blandino.