•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Herlio José Jarquín Cortés alias “Furia y Toro” tiene una condena de 30 años por un homicidio y una violación, actualmente enfrenta un proceso en Managua por portación ilegal de armas de fuego y quebrantamiento de pena después de haberse fugado. Pero hay un crimen por el que no ha sido juzgado: el asesinato de un joven de 19 años en una comunidad de Santa Teresa, Carazo, el 11 de octubre del año 2012.

Por eso familiares del fallecido joven Carlos Téllez Luna —ultimado de un balazo a pocos metros de su casa, en el gancho de camino de Santa Teresa a Los Potrerillos— piden que “Furia y Toro” sea llevado al Juzgado Distrito Penal de Juicio de Jinotepe para ser procesado por la muerte del joven y que el delito sea tipificado como asesinato, ya que la Policía Nacional pasó el expediente al Ministerio Público como homicidio por robo.

Meses después de la muerte del joven Carlos Téllez Luna, “Furia y Toro” fue capturado para enfrentar un juicio por el homicidio de Eyler Quintanilla y violación de su novia. Fue condenado a 30 años.

Tras la recaptura del criminal el pasado 25 febrero en una comunidad de Diriamba, los familiares de Carlos Téllez Luna no pierden la esperanza de que se haga justicia en el caso. 

“El expediente que pasó la Policía donde se acusa a Herlio alias “Furia y Toro” está en manos del Ministerio Público desde el 18 de noviembre del 2013, desde esa fecha estamos esperando que ese hombre sea llevado a juicio”, asegura Leyla Téllez, tía del fallecido.

Téllez relató que dos días después de la recaptura del criminal visitó el Ministerio Público para saber si acusarían por  el asesinato de su sobrino. Ahí le dijeron que le avisarían y todavía no han obtenido respuestas. 

SENSACIÓN DE JUSTICIA

Téllez dice estar consciente que aunque “Furia y Toro” reciba una nueva sentencia no pasará más de 30 años en la cárcel porque ya purga la pena máxima constitucional del país, pero que como familia necesitan experimentar una “sensación de justicia” en el caso.

“A raíz de este crimen nuestra familia quedó destrozada, los psicólogos que atendieron a mi hermano y la mamá de mi sobrino concluyeron que para que nos pudiéramos recuperar un poco debe haber justicia. Independientemente que él esté condenado a 30 años tiene que tener un juicio por esa causa”, expresó Téllez.

ESPERA OTRO JUICIO

El pasado 24 de abril el juez Donaldo Alfaro admitió la acusación contra Herlio José Jarquín Cortés, de 40 años, para ser procesado por quebrantar una pena de 30 años de condena y portación ilegal de armas de fuego.

El juez dictó como medida cautelar la prisión preventiva para garantizar su presencia en el juicio, que se realizará el 19 de mayo a las 10:00 a.m.

Según la Fiscalía, el acusado se fugó el 25 de octubre del 2014 de las celdas de la Policía de Jinotepe, Carazo. El procesado aprovechó para fugarse cuando los oficiales de turno prestaban auxilio a otro reo que se había desmayado.

Escaló las verjas y desprendió una varilla de hierro formando un espacio de 67 centímetros por donde salió hacia el techo. Después caminó y escaló un muro de cuatro metros y cayó a un predio baldío donde finalmente se fugó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus