•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Unas 69 personas han fallecido por neumonía y otras 38 mil fueron detectadas con la enfermedad en los primeros cuatro meses del año, según informes del Ministerio de Salud (Minsa). 

La semana pasada se reportaron dos personas fallecidas por esta causa y 2,281 casos positivos nuevos detectados por las autoridades, informó este martes la vicepresidenta de la república, Rosario Murillo. Esto significa una disminución de un 2.7% en los casos registrados por el Minsa. 

No obstante, Murillo expresó durante su alocución diaria que “sigue siendo una razón para preocuparnos y para promover más cuido alrededor de la neumonía”. 

Según el Boletín Epidemiológico publicado en la página oficial del Minsa, hasta la semana pasada el total de acumulados en casos positivos de neumonía asciende a 38,309. 

Posibles causas

El doctor Carlos Quant, epidemiólogo del hospital Carlos Roberto Huembes, considera que el incremento de personas afectadas por la enfermedad en esta época de verano puede deberse a los cambios bruscos de temperatura en el ambiente, que descompensan y alteran el estado de salud de las personas, principalmente niños y adultos mayores. 

La neumonía puede ser detectada en personas que presentan un cuadro viral con síntomas de secreción nasal, dolor de garganta, calentura. Y luego de unos días, experimentan cansancio y dolor en el pecho, detalla el doctor Quant. 

“Cuando los pacientes presentan este tipo de complicaciones después de un cuadro viral hay que sospechar la posibilidad de una complicación neumónica”, señala Quant. 

En esta temporada también son comunes las enfermedades virales respiratorias, que representan un factor que predispone a quienes presentan un cuadro viral a convertirlo en neumonía, apunta también Quant. 

Por su parte, Neri Olivas, especialista en medicina interna, afirma que la neumonía que se propaga en el verano es causada por bacterias muy agresivas, como el neumococo,  y esto provoca que aumente la mortalidad en la población por la enfermedad. 

En la temporada seca, estas bacterias se transmiten mediante el viento y el polvo. Además la falta de agua e higiene en los hogares puede ser un factor agravante en la propagación de estas bacterias, asegura Olivas. 

Ante esta problemática, Olivas sugiere “promover campañas de salud con vacunación, lactancia materna, higiene de los alimentos, corporal y del hogar, alimentación saludable. Sobre todo ante síntomas de gripe, catarro, acudir pronto a la unidad de salud porque puede ser el inicio de una neumonía”.