•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La lluvia con rayería que cayó al cerrar la noche del jueves en Managua, inundó algunas calles, como las del barrio El Edén, incluidas algunas viviendas, aunque sin causar mayores daños.

Con la lluvia de aproximadamente 35 a 40 minutos las calles del barrio El Edén resultaron inundadas rápidamente por las precipitaciones del jueves por la noche.

El punto de riesgo en el barrio El Edén es el conocido como La Hamaca, ubicado de la esquina norte del mercado Periférico una cuadra al norte y 1.5 cuadras al oeste.

La zona fue visitada la semana pasada por el vicealcalde de Managua, Enrique Armas, y las autoridades limpiaron tragantes pluviales.

Hasta el momento no se han presentado las autoridades municipales a ver el punto y la lluvia ha dejado algunas casas con anegaciones menores en viviendas.

También en Los Robles era notoria la fuerte corriente de agua en la calle, durante el aguacero.

En la rotonda de la Centroamérica y en la carretera a Masaya, los pobladores indicaron que las calles estaban cubiertes con fuertes corrientes de agua.

La mañana de este viernes se informó de que dos vehículos quedaron en medio del agua justo debajo al puente a desnivel en Tiscapa.

Una de las personas que quedó atrapada en el agua en el paso a desnivel Tiscapa es Renzo Bagnariol, un reconocido promotor del boxeo en Nicaragua.

Las autoridades dieron a conocer que este año Managua tiene 65 puntos críticos ante las lluvias.

La mayoría de estos puntos están junto a cauces pluviales, cerca de lagunas, a orillas de micropresas o en las costas del Lago de Managua o Xolotlán. Algunos de esos puntos tienen asentamientos de hasta 25 personas.

En algunos departamentos del país también se reportaron lluvias y rayería la noche del jueves

Oficialmente, Nicaragua espera la llegada del invierno para el 20 de mayo, de acuerdo con las autoridades.

El pasado 28 de abril, en Nueva Segovia, se reportó la muerte de un hombre un hombre a causa de un rayo.

Enlas redes sociales muchas personas divulgaron videos de la lluvia en sus sectores de residencia y destacaban que las calles lucían con fuertes corrientes de agua.

Algunos criticaron la costumbre de los nicaragüenses de tirar basura a las calles, puesto que eso provoca luego las inundaciones.