• |
  • |
  • Edición Impresa

Comerciantes del mercado municipal Jorge Mátuz Téllez de la ciudad de Jinotepe mantienen disputas con otros 20 comerciantes, quienes se han ubicado frente a sus tramos.

Una de las involucradas es Isamar Aróstegui, dueña de 15 tramos, quien consideró inapropiada la decisión de la alcaldía de permitir la ubicación de los 20 comerciantes.

Ana Cortés, representante de la junta directiva de comerciantes, explicó que los quince módulos se construyeron en un terreno privado y los otros comerciantes fueron autorizados por la alcaldía de la ciudad.

“Todos tenemos necesidad, pero las cosas se tienen que arreglar dialogando, no a los golpes ni ofendiéndose, la alcaldía debería venir y medir”, dijo Cortés.

Por su parte, Liseth Barrasa, quien fue ubicada por la alcaldía municipal en uno de los terrenos y donde no ha podido construir por los problemas con la propietaria de los quince módulos, aduce que ella necesita construir antes que la lluvia empiece.

“Aquí hay 15 personas que alquilan en mis módulos, les di respuesta cuando el alcalde y todos sus dirigentes los dejaron al intemperie, sin un lugar, bajo sol y lluvia, ahora el alcalde no me quiere dejar trabajar”, dijo Aróstegui, propietaria de los 15 módulos.

Se espera que para hoy, las autoridades se presenten al lugar y puedan llegar a buenos acuerdos que permitan a los comerciantes trabajar en un lugar seguro.