• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La práctica de cocinar utilizando leña responde a una necesidad económica y afecta principalmente a mujeres mayores de 40 años, quienes se han expuesto al humo por muchos años. “Es un efecto irritativo, continuo, persistente, prolongado y permanente que tienen los pacientes que se exponen al humo de leña”, indica Pablo Amaya, presidente de la Asociación Nicaragüense de Neumología.

Estas mujeres cocinan para sus familias o para vender comida y las consecuencias pueden hacerse visibles después de 15 o 20 años de exposición al humo, apunta el especialista.

A nivel nacional, se calcula que en más de la mitad de los hogares se cocina con leña, según un estudio de la institución Proleña, divulgado en noviembre del año pasado.

En el informe se detalla que en unas 800,000 viviendas tienen fogones con leña abiertos, lo que corresponde a un aproximado de 57% de la masa poblacional del país. Gráfico Katherine Ballesteros / END

A nivel latinoamericano, Nicaragua se posiciona en los tres principales países en donde hay más concentración de población que utiliza leña para cocinar.

En las zonas rurales de Chinandega, por ejemplo, el 91% de las familias tienen fogones y de este total, en el 80% de las casas la cocina está dentro de la vivienda.

Según estudios, cuando el paciente se expone a más de 100 horas al humo de leña al año, aumenta el riesgo de padecer la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), la cual también puede ser causada por humo de cigarro.

El doctor Amaya argumenta que cuando los bronquios se obstruyen por exposición a humo de leña, se puede generar EPOC en algunos pacientes, y otros pueden presentar únicamente bronquitis crónica, con síntomas como tos con flema.

Más: Dos familias por día abandonan la leña por el biogás en Nicaragua

“Esta (la EPOC) es una enfermedad progresiva y ya no hay reversibilidad, puede haber mejoría parcial con tratamiento pero ya no se puede revertir la enfermedad porque el daño ya está ocasionado”, señala Amaya.

Además, el especialista señala que a largo plazo, la EPOC puede afectar el sistema cardiovascular. “Como hay obstrucción de los bronquios aumenta la resistencia, y desarrollar una enfermedad que se llama cor pulmonale que es una afectación de las cavidades derechas del corazón”.