• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Autoridades del hospital San Juan de Dios, de Estelí, reportan una muerte materna provocada por una hemorragia posparto, informó ayer la vicepresidenta de la República, Rosario Murillo, en su comunicado diario.

La mujer fue identificada como Rubenia Rocha, de 33 años, quien dio a luz el fin de semana en el centro hospitalario y expiró ayer en la madrugada.

Según el informe, Rocha fue ingresada el sábado a cuidados intensivos luego de desarrollar hemorragia posparto, pero tuvo un shock y no respondió al tratamiento al que fue sometida en el hospital de esta ciudad.

El Ministerio de Salud registró un acumulado de 10 mujeres fallecidas por esta causa, según el boletín epidemiológico de la semana 16, publicado en el portal web de la institución. Solamente en 2016, la cifra de muertes maternas ascendió a 56.

De acuerdo con las estadísticas, en Nicaragua actualmente registra una tasa de 38.5 muertes maternas por cada 100 mil nacidos vivos, una cifra calificada por especialistas como positiva, en comparación con el registro a nivel global, el cual se mantiene en 250 por 100,000 nacidos vivos. Rocha dio a luz a una niña, su segunda hija, y era enfermera. Laboró por varios años como enfermera de la clínica previsional San Juan de Dios, de la ciudad de Estelí, donde se había ganado el aprecio y cariño de los pacientes que atendía.

Juan Rocha, padre de Rubenia, precisó que la bebé está en condiciones normales de salud.

“Ha sido un gran golpe la muerte de mi hija, no tengo palabras, me siento adolorido. Mucha gente venía aquí a la casa a solicitarle ayuda y ella nunca se la negó ni cobró”, rememora.

El matrimonio conformado por los señores Juan Antonio Rocha González y Pastora Camas procreó cinco hijos, tres hombres y dos mujeres y una de ellas era Rubenia.

El sepelio será este martes a las once de la mañana en campo santo de Santa Cruz, lugar ubicado a unos seis kilómetros al sur de Estelí.