•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Las autoridades nicaragüenses informaron hoy de que mantienen constante vigilancia sobre la evolución de un sistema de baja presión que se localiza en el Pacífico y que podría convertirse en los próximos días en un ciclón tropical.

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) reportó este martes en un boletín leído por la vicepresidenta del país, Rosario Murillo, que "el fenómeno está lejos todavía, y que, afortunadamente, parece no poner en riesgo a nuestro país".

"Tiene un movimiento lento hacia el noreste, paralelo a nuestras costas de Centroamérica. Ha incrementado la posibilidad, dicen, de fortalecerse y pasar a ser depresión tropical, o incluso huracán, a fines de esta semana cuando alcance las costas del sur de México", continuó la dignataria.

Murillo señaló que el tránsito de ese fenómeno por Centroamérica ha traído mucha humedad y lluvias.

Aseguró que las fuertes precipitaciones anegaron ayer al menos 80 casas en el departamento sureño de Rivas, sin víctimas.

Las autoridades pidieron prudencia a los pescadores por las fuertes olas que se puedan generar, y a la población en general no acercarse a cauces, quebradas y hondonadas. La temporada de lluvias de 2017 comienza en mayo en Nicaragua y se prolonga hasta el mes de octubre.