•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El centro de baja presión que está causando lluvias en el Pacífico de Centroamérica amenaza con evolucionar a huracán para el fin de semana durante su transcurso a las costas de México, informó ayer el Gobierno de Nicaragua. 

Hasta en horas de la noche de ayer el fenómeno era un centro de baja presión. La vicepresidenta de Nicaragua Rosario Murillo mencionó que este tenía un movimiento lento hacia el noroeste o sea a Centroamérica. “Este fenómeno trae mucha humedad y lluvia. Además hay alerta de olas de hasta dos metros en las costas del Pacífico”, declaró Murillo. 

De acuerdo con expertos, este fenómeno en el océano Pacífico se debe al calentamiento del agua que provoca nubosidad y generalmente se desarrolla en las siguientes etapas: centro de baja presión, depresión tropical, tormenta tropical y finalmente huracán. No obstante, Murillo aseguró que el fenómeno no representa un riesgo para Nicaragua. 

Por su parte, el ministro director del Sistema Nacional de Prevención Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), Guillermo González, reveló el pasado lunes que existe la posibilidad de que en todo el año se formen 11 tormentas, 4 de ellas pueden ser huracanes y 2 de gran intensidad. 

Comprender señales

Sinapred reveló que hay 1,800 puntos críticos en el país vulnerables a inundaciones y deslizamientos. A criterio de Abdel García, miembro del Centro Humboldt, la mayoría de áreas críticas se concentran en Managua.   

Precisó que ante el aumento en la cantidad e intensidad de fenómenos solo queda preparar a la población.  “Para que la gente pueda actuar en la reducción de los riesgos debe estar informada”, dijo García. 

García señaló que la población tiene que apropiarse de conocimientos, por ejemplo saber cuáles son las nubes que indican tempestad. “La cumulus nimbus tiene la característica de ser nubes bajas, pero con una columna muy alta. Son de color gris o negras. Traen lluvias de bastante intensidad, acompañadas con rayos o fuertes vientos”, explicó García. 

El meteorólogo William Montiel dijo que hay que tomar en cuenta que generalmente los aguaceros caen por la tarde o noche, debido a que en el día hay un proceso de concentración de nubes, producto de la evaporación. “Por eso hay que prepararse para aguantar la lluvia en la noche, porque la condición no es la misma que en el día”, advirtió el meteorólogo. 

¿Qué provoca los aguaceros?

 Montiel explicó que es un centro de baja presión lo que provocaba las lluvias hasta ayer. “Son formaciones nubosas que ganan altura, desarrollo y se mantienen en una determinada zona del océano con características compactas y duran más de 2 días”, explicó.

El meteorólogo señaló que si el sistema gana desarrollo vertical y horizontal pasa a ser zona de depresión tropical. De igual manera si esta continúa ganando más área y las nubes son más compactas alcanza la categoría de tormenta tropical. “Finalmente esta masa de nubes continúa desarrollándose y gana velocidad es un huracán”, explicó el experto. 

.

.