•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Comerciantes del mercado Ernesto Fernández de Masaya llegaron a un acuerdo con el secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, y la directora del Instituto Nicaragüense de Fomento Municipal (Inifom), Giomar Irías, ayer por la tarde luego que se dirigieron hasta la capital y se reunieron con ambos funcionarios.

 El trato al que llegaron ambas parte es que se anula el actual contrato de arriendo entre vendedores de este centro de compras y la Alcaldía de Masaya. Según Aida Mayorga, presidenta de la junta directiva de los comerciantes, dicho documento estipula que la municipalidad no entregaría los tramos a los familiares en caso de que el arrendatario falleciera o quedara discapacitado, y además les quitaban el derecho a hacer mejoras en sus espacios. 

De acuerdo con Mayorga, los acuerdos con las autoridades en Managua se dan después de que fracasaran las negociaciones con el alcalde de Masaya, Orlando Noguera. 

Los comerciantes se movilizaron en decenas de vehículos en una caravana que según ellos algunos policías intentaron parar por el Coyotepe, en la carretera Masaya-Managua. Los comerciantes pudieron avanzar hasta la capital y una patrulla los acompañó. 

Obtuvieron más

En el documento que Mayorga mostró sobre los acuerdos alcanzados con Moreno e Irías se detalla que los comerciantes también obtuvieron el permiso de construcción de las mejoras a una casa materna, además de la instalación de una comisión permanente para que atienda las demandas de los trabajadores del mercado de Masaya. 

El responsable de comunicaciones, relaciones y cooperación de la Alcaldía de Masaya, Allan Gutiérrez, declaró que a raíz de las negociaciones entre comerciantes y las autoridades de Masaya “no hay vuelta  atrás” y más bien impulsarán proyectos como la pavimentación de la terminal de buses del mercado de Masaya y mejorar el drenaje pluvial y sanitario.