•   Roma, Italia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Roma acoge desde hoy la muestra fotográfica "Los ojos de los excluidos", sobre las condiciones de los más desfavorecidas de Ecuador, Nicaragua y El Salvador con instantáneas del periodista Joan Guerrero y poemas del obispo Pedro Casaldáliga.

La muestra, organizada por el Instituto Cervantes, cuenta con 48 fotografías en blanco y negro en las que se exponen diferentes situaciones de desamparo y abandono de niños y adultos de los tres países latinoamericanos.



Las instantáneas fueron tomadas por Guerrero entre 1996 y 1998, cuando como periodista fue testigo de las difíciles condiciones de vida de las zonas rurales, donde por ejemplo muchos menores trabajan desde edades muy tempranas y los indígenas trabajaban sin descanso.

Cada una de las fotografías está acompañada por un texto del español Pedro Casaldáliga, obispo emérito de la ciudad amazónica de Sao Félix do Araguia, voz de los pobres en la Amazonía brasileña y conocido por sus creaciones poéticas relacionadas con la mística.

Cobran gran protagonismo los ojos de los fotografiados, las miradas emotivas de los más pequeños o los duros semblantes de los ancianos, gestos que revelan la realidad de estas personas "excluidas" de las que la muestra toma su título.

"Los ojos de los excluidos", abierta hasta el próximo 10 de junio, ya ha visitado varias ciudades españolas como Madrid, Barcelona, Valladolid, Gijón o Santiago de Compostela y es parte de un proyecto de la ONG soriana "Tierra sin males".

Su presidente y comisario de la muestra, Eduardo Lallana, explicó a Efe que la exposición "invita a ver la realidad como la ven los pobres".

Además, alabó la figura del obispo Casaldáliga, al que denominó, por sus dotes literarias, como "el Cervantes de la solidaridad".

En este sentido opinó que sus versos, que acompañan a cada foto, hacen que estas "resuenen mucho más" e hizo referencia a la metáfora de Guerrero sobre "el poema y la imagen, que son como la campana y el badajo" porque juntos "resuenan mucho más".

En la presentación de la exposición estuvieron presentes también el director del Instituto Cervantes en Roma, Sergio Rodríguez López-Ros; el embajador de España en Italia, Jesús Gracia, y el secretario de Estado español de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Fernando García.

El secretario de Estado explicó a Efe que la exposición es una representación de la globalización, que para muchos "supone estar detrás de muros", algo que a su parecer "no tiene sentido".

"Tenemos que insertarnos inteligentemente en la globalización y en las cadenas de valor, ser más productivos al hacer infraestructuras y tener educación de calidad para que así nuestra sociedad se beneficie y, sobre todo, no dejar a nadie atrás", dijo.

También acudieron al acto representantes de las embajadas en Italia de Guatemala, Nicaragua, Ecuador, El Salvador, República Dominicana, Cuba, Colombia y Paraguay.

Casaldáliga, de 89 años y nacido en el barcelonés municipio de Balsareny, reside desde 1971 en la ciudad brasileña Sao Félix do Araguaia y su nombre ha sonado en varias ocasiones para el premio Nobel de la Paz.