• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Unos 15 estudiantes nicaragüenses ganaron el primer lugar en todas las actividades científicas que realizaron durante una visita a la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio NASA, por sus siglas en inglés).

Los jóvenes del colegio Pierre y Marie Curie obtuvieron el primer puesto en las pruebas de robótica, fabricación de cohete, termodinámica y diseño de un hábitat en el planeta Marte. Los nicaragüenses compitieron con una escuela de Georgia, un país de Europa del este.

Isaac Ponimansky, director de la secundaria del colegio Pierre y Marie Curie, afirmó que los jóvenes participaron en un programa educativo internacional que la NASA ofrece a distintas escuelas.

“Nosotros tenemos 5 años de participar en estos programas. Los estudiantes que participan están entre los 12 a 15 años. El objetivo es fomentar a temprana edad el amor a las ciencias”, declaró Ponimansky.

Las actividades se realizaron en horarios de 8:00 a 5:00 de la tarde y todos los trabajos fueron evaluados por un jurado compuesto por profesores de la NASA.

Ingenieros de la NASA

De acuerdo con el docente, los estudiantes nicaragüenses realizaron todas las actividades con instrucciones en vivo y con tiempo límite.

José Carlos Melhado, de 13 años, es uno de los estudiantes que visitó la Nasa y aseguró que no fue fácil completar las tareas. “Al inicio estábamos frustrados porque no sabíamos cómo hacer un cohete. Gracias a la gente de la NASA que nos dio la idea de cómo tenía que ir el motor, los alerones y la punta logramos terminarlo”, relató José, quien afirmó que al final el cohete del grupo viajó 63 metros de altura y completó todo el procedimiento de abrir el paracaídas.

Abdul Padilla, de 15 años, es otro de los estudiantes que participó en el viaje y aseguró que aprendió muchas cosas. “Para construir el hábitat teníamos que ir explicando cómo obtener el oxígeno, cómo purificar el agua. Otros compañeros trabajaron en la parte de la energía. Nos dieron una hoja donde estaban las instrucciones de lo que íbamos a hacer para terminar este trabajo”, comentó.

Ponimansky afirmó que sus estudiantes también pudieron armar un robot explorador como el que envió la misión especial Curiosity al planeta Marte. “Nosotros recibimos la base de la máquina y teníamos que construir la otra parte donde hubiera brazos, pala o un gancho. Al día siguiente lo probamos en un hábitat como el de Marte en donde teníamos que conseguir rocas”, relató José.

El campamento en la NASA se realizó del 1 al 7 de mayo.