• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Representantes de las organizaciones gremiales del Colegio de Ingenieros de Nicaragua (CIN), Colegio de Arquitectos de Nicaragua (COAN) y la Asociación Nicaragüense de Ingenieros y Arquitectos (ANIA) suscribieron recientemente un acuerdo marco de colaboración intergremial.

Tanto Carlos Fernández Sovalbarro, presidente de ANIA, como Adolfo Abarca, secretario de COAN, señalaron por separado que con la suscripción de este acuerdo se podrán sentar las bases para proponer a futuro la promulgación de una ley de colegiación para el gremio a nivel nacional.

“El convenio permite que las tres organizaciones gremiales estén en un solo grupo planificando actividades comunes que nos lleven a un término de protección de nuestros profesionales, de los usuarios que contratan nuestros servicios profesionales y que a la vez nos permita promover la educación continua, promover que estemos trabajando todos hacia un mismo fin, estamos todos en la línea de ver de qué manera aprobamos la ley de colegiación profesional que nos proteja”, manifestó Fernández Sovalbarro.

Por su parte, Abarca agregó que la promulgación de la ley de colegiación no solo garantizará la protección de los profesionales ante la llegada de profesionales foráneos al país.

“El primer paso era unirnos para que en conjunto promulguemos la ley de colegiación y ver la posibilidad de la aprobación ya por la asamblea, y en segundo lugar es generar un grupo de acción que vincule la protección al ejercicio profesional dentro de lo que es la arquitectura y la ingeniería, esto en vista de que hay muchas empresas que en la actualidad están trabajando en el país, desprotegiendo la capacidad profesional, eso significa que están viniendo arquitectos e ingenieros extranjeros a desempeñar responsabilidades laborales inclusive en proyectos del Estado, apartando totalmente el servicio profesional nacional”, argumentó Abarca.

El pegón de la colegiación

Según la explicación brindada por Fernández, hace diez años la Federación de Asociaciones Profesionales de Nicaragua (Conapro) planteó una iniciativa de ley para colegiar a todos los profesionales del país, sin embargo el Consejo Nacional de Universidades (CNU) introdujo un recurso de amparo ante la Corte Suprema de Justicia, por considerar que la propuesta era inconstitucional porque hablaba de una afiliación obligatoria y no voluntaria. “Ahora lo estamos dejando libre, que sea voluntaria la incorporación al colegio”, dijo Fernández.

Ambos directivos gremiales plantearon que otro de los aspectos que tendría que cumplirse con la ley de colegiación es que los títulos de los profesionales foráneos que deseen trabajar en Nicaragua deberán ser certificados por una universidad nicaragüense previo a la aprobación de su vinculación laboral en el país.

Otro aspecto que buscarán potenciar está referido a que los planos para desarrollar una obra de infraestructura sean también estudiados y avalados por los integrantes del colegio.

La firma del convenio marco contó con la presencia del titular del Ministerio de Transporte e Infraestructura, Amadeo Santana; el presidente de la Cámara Nicaragüense de la Construcción, Rodrigo Pereira, y el rector de la Universidad Nacional de Ingeniería, Néstor Gallo, como testigos de honor.