José Adán Silva
  • |
  • |
  • END

La medida del gobierno de Estados Unidos de incrementar el costo de trámites a los países donde más se solicita la visa de ingreso a ese país, fue considerada como una medida restrictiva que a la larga incentivará el tráfico de inmigrantes ilegales que buscan el llamado sueño americano, expresó ayer Martha Cranshaw, coordinadora de la Red Nicaragüense de la Sociedad Civil para las Migraciones.

Esta semana, la Embajada de Estados Unidos en Managua, y en otros países centroamericanos, anunció que el precio del trámite para obtener una visa de ingreso a ese país, aumentará de costo en enero próximo, pasando de 100 dólares más un trámite extra de 12 dólares (112 en suma), a 143 dólares en total (131 dólares la visa y 12 dólares para el trámite de llamada para concertar la entrevista).

Según Cranshaw, defensora de los derechos humanos de los inmigrantes nicaragüenses y estudiosa del fenómeno de la migración mundial, las medidas impuestas por Estados Unidos “no son más que la expresión reciente de una política restrictiva a los extranjeros que viven en países pobres”.

Más trabajo para “coyotes”

Cranshaw estima que una decisión de este tipo no incentivaría el ánimo de viajar a Estados Unidos por la vía legal, sino que incrementaría la aventura de viajar ilegalmente, “ya que aumentaron los costos de la visa, pero cada vez más disminuyen las visas de ingreso”.

El gobierno de Estados Unidos justificó el aumento del trámite con base en que las medidas de seguridad y la inversión en tecnología para combatir el terrorismo, han aumentado desde los atentados suicidas de septiembre de 2001 en suelo estadounidense.

“Yo pienso que la población que desee viajar a Estados Unidos va a continuar haciendo el sacrificio de pagar más para llegar a ese país, independientemente de si ese incremento es por la vía legal o ilegal, el problema es que no sólo incrementan el trámite de la visa, sino que no modifican la política de devolución en caso que no sea aprobada la visa”, opinó Cranshaw.

La analista señaló, además, que el aumento de los trámites migratorios para ingresar a Estados Unidos servirá, del mismo modo que para desalentar la llegada de inmigrantes legales pobres, para edificar medidas restrictivas más severas, como la construcción del muro anti-inmigrante en la frontera con México.

Población inmigrante

De acuerdo con cifras extraoficiales de la Embajada de Estados Unidos en Managua, el porcentaje de nicaragüenses que ha solicitado visa de ingreso este año aumentó el 48 por ciento en el último semestre del año, en comparación con las cifras de 2006.

Tales cifras, según la analista, se deben a las mismas causas que provocan el fenómeno de la migración: pobreza, desempleo y falta de oportunidades de desarrollo en sus países de origen.

Dicho de otro modo: aumentan las migraciones debido al aumento de las crisis económicas de los países. Nicaragua es el segundo país más pobre de América Latina, con el 47 por ciento de su población en estado de pobreza, viviendo con menos de dos dólares al día, según cifras de la Organización de Estados Americanos.

Cifras del Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua calculan que alrededor de un millón de nicaragüenses viven en el exterior: unos 600 mil en Costa Rica, 350 mil en Estados Unidos, y unos 100 mil en El Salvador y en otros países.

Hace exactamente un año, un estudio de la Red determinó que alrededor de 20 por ciento de la población de Nicaragua dejó el país en los últimos 16 años, buscando empleo y mejores ingresos, y que si pudieran, más de 60 por ciento de los jóvenes nicaragüenses menores de 25 años emigrarían.