• |
  • |
  • Edición Impresa

El Gobierno informó ayer que en el país durante los últimos 10 años se ha registrado una disminución del 50% en los casos de muertes neonatales.

Según la vicepresidenta Rosario Murillo, en 2006 la tasa de bebés fallecidos era de 18 por cada 1,000 nacidos vivos, mientras que en el último reporte del Minsa de 2016 se redujo a 9.

De acuerdo con las estadísticas reportadas en el Boletín Epidemiológico del Minsa, hasta la semana 18 de este año —comprendida entre el 1 y el 7 de mayo— se reportan 301 casos de muerte neonatal, 29 casos menos que en el mismo período de 2016. En el informe también se detalla que en lo que va de 2017 la tasa de mortalidad ha disminuido un 3.91%, en relación con el año pasado.

A nivel global, las causas principales de fallecimientos de recién nacidos son los nacimientos antes de término y el bajo peso al nacer, las infecciones, la falta de oxígeno al nacer o asfixia, y los traumatismos en el parto, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

CASO

El sábado pasado un niño falleció en Estelí. Los padres del bebé solicitan una explicación a las autoridades del hospital escuela regional San Juan de Dios. El bebé tenía seis meses de gestación. El padre, José Santos Sevilla, refirió que este sería su primer hijo.

Aseguró que la madre mantuvo los chequeos prenatales de forma constante en el centro de salud Leonel Rugama, de la ciudad de Estelí. Según narró, la última vez que llevó a la madre a hacerse el chequeo fue el 11 de mayo.

Los médicos del centro de salud Leonel Rugama supuestamente detectaron un problema de salud a la embarazada, por lo que aplicaron suero y luego la enviaron en una ambulancia al hospital para realizarle un ultrasonido.

Los galenos presuntamente le recomendaron que le practicaran un examen de ultrasonido.

El médico de turno detectó el problema y dijo que el feto ya no tenía vida. “Unos médicos decían que tenía 3 días de muerto, otros decían que 6 y otros decían que hasta más de 6 días”, dijo Sevilla.

Se ha buscado una versión oficial de las autoridades del hospital sobre el caso de la muerte del niño, pero no ha sido posible tenerla.