• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Cinco jóvenes del Centro Educativo San Francisco del barrio Acahualinca, de Managua, representarán a Nicaragua en las primeras Olimpiadas de Robótica de la organización First Global con sede en Washington D.C., Estados Unidos.

Víctor Gutiérrez, Gloria Jarquín, Alejandra Mercado, Ana María Zeledón y Engell José Valle son los designados por el centro que es financiado por la Fundación Fabretto, cuya mayoría de estudiantes son hijos de trabajadores de la planta procesadora de desechos de Managua y recolectores por cuenta propia.

El desafío se enfocará en el acceso al agua limpia y potable. Los robots que los participantes diseñen, a partir de los materiales proveídos por First Global para garantizar una competencia justa e igualitaria, simularán el proceso de purificación del agua.

El desafío consiste en establecer dos alianzas compuestas por tres equipos cada una: la Alianza Hydro y Alianza Aqua. Al comenzar el juego, se liberarán pelotas de juego que representan partículas de agua (azules) y partículas contaminantes (naranjas). Los robots que serán manejados por los mismos participantes deberán transportar las partículas de agua o contaminantes a sus áreas respectivas, anotando puntos durante el partido.

SIGNIFICATIVA REPRESENTACIÓN

Para César Dubois, director de programa de la Fundación Fabretto que financia al Centro Educativo San Francisco, es significativo que sean jóvenes de Acahualinca los que representen a Nicaragua en esta competencia porque “el aprendizaje que se lleva es mínimo en comparación con los países que se va competir. Es significativo porque no son chavalos de centros que tienen condiciones óptimas. Es algo que nos permite motivar a jóvenes para que exploren más allá”, comenta.

Con las olimpiadas en las que participarán 161 países, “queremos darle la oportunidad especialmente a los estudiantes que no gozan de las mismas herramientas e infraestructura necesaria para avanzar sus conocimientos en ciencia y tecnología”, explica Joe Sestak, presidente de First Global.

“Al traer a estudiantes del mundo en una competencia colaborativa para ayudar a resolver los problemas más importantes del mundo, First Global inspira a los estudiantes a aprender las habilidades que necesitarán para hacer los descubrimientos que sus padres y abuelos considerarían milagros, fantasías o simplemente ciencia ficción”, agrega Joe Sestak.

YA SE PREPARAN

Lo representantes de Nicaragua ya se encuentran preparándose para el reto. Finn Hermelimg, un voluntario alemán del centro, es quien entrena durante dos horas diarias a los estudiantes.

Tenemos buenas ideas que queremos sacar de nuestra mente y verlas reflejadas en el robot”. Alejandra Moreno

“Todavía nos queda menos de dos meses para seguir ensayando y perfeccionando las técnicas. Lo que más se les facilita a los chavalos es la parte de la programación del robot. Tenemos que trabajar más para que durante el juego el robot puedan trasladar la mayor cantidad de pelotas en el menor tiempo posible”, indica el alemán, quien además acompañará a Washington al equipo nicaragüense.

Los participantes de Nicaragua se muestran optimistas y contentos de poder participar ya que para todos representa la primera oportunidad que tienen de salir del país. Alejandra Mercado, de 16 años, forma parte de la delegación nicaragüense y dice tener las reglas claras.

“Tenemos buenas ideas que queremos sacar de nuestra mente y verlas reflejadas en el robot. La clave de nosotros será el trabajo en equipo, representar al país con dignidad y ser competitivos”, afirma esta estudiante de quinto año, quien además estudiará ingeniería industrial.