•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Gobierno de Nicaragua decretó ayer un asueto obligatorio y con salario pagado para los funcionarios del sector público, unos 165,000, durante el Día de las Madres nicaragüenses, que se celebra el próximo 30 de mayo.   

“Se declara el 30 de mayo día de asueto a los trabajadores del sector público por celebrarse en esta fecha el Día de las Madres nicaragüenses, por tanto, debe ser de descanso obligatorio con goce de salario”, indica el decreto ministerial leído por la vicepresidenta del país, Rosario Murillo.       

La dignataria indicó que la decisión del asueto fue tomada por su esposo, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y aprobada por la ministra del Trabajo, Alba Luz Torres, como “saludo y homenaje” a las madres nicaragüenses.

El secretario general del ministerio del Trabajo, José León Argüello Malespín, aclaró que en el caso de los empleadores del sector privado, unos 710,000, prevalecerá lo que acuerden con sus trabajadores.       

La celebración del 30 de mayo como Día de la Madre en Nicaragua fue instituida el 5 de julio de 1940, cuando se publicó en el diario oficial, La Gaceta, durante el gobierno de Anastasio Somoza García.