•   Siuna, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Las primeras lluvias del periodo de inverno han dejado a unas cuatro mil viviendas en el municipio de Siuna, en el Triángulo Minero, sin suministro de agua potable.

El gerente de la Empresa de Agua Potable de este municipio caribeño, Vladimir Martínez, explicó que el desborde de ríos y las descargas eléctricas son parte de los factores que se conjugan y ocasionan la falla en el suministro de agua potable por el tipo de sistema que opera mediante bombeo eléctrico a las plantas de procesamiento de distribución de agua.

Martínez reveló que los dos motores han presentado fallas luego de las grandes lluvias que han dejado desbordamiento de ríos y anegaciones, lo que además ocasionó que el agua que estaban bombeando se volviera incolora, inodora e insabora, es decir no apta para consumo humano.

“El agua que nos abastece es de tipo superficial (río), en este periodo las llenas traen mucho sedimento y no permite que podamos limpiar porque es un riesgo para los colaboradores de la empresa”, observó.

Los sedimentos han ocasionado exceso en el nivel de turbidez, ocasionando que el banco de filtros sea rebasado su capacidad, dejando sin efecto que se pueda distribuir el agua limpia porque las bombas son muy pequeñas.

Aumenta costos

El funcionario observó que en este periodo los costos de operación incluso se disparan debido a que deben auto lavar los filtros de forma contínua porque con rapidez se estancan de lodo.

“La planta que se instaló es muy pequeña para los niveles de turbidez del agua en la época de invierno. Cuando están las lluvias no la procesa y ocasiona que se saturen de lodo y requieren estarlo retro lavando, en cada retro lavado se van 30 metros cúbicos de agua, tiene un costo de doble bombeo”, explicó.