• Granada |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El Comité Municipal de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Comupred) de Granada ha identificado 29 comunidades que están propensas a inundarse y ocho están vulnerables a deslizamientos, lo que pone en riesgo a 1,500 familias.

La mayoría de estas zonas inseguras están en la demarcación norte de la ciudad, entre estos se encuentran los barrios Julián Quintana, Eleonora, Villa Cocibolca, Camilo Ortega, Guapinol, Campo de Aterrizaje, Villa Progreso, entre otras zonas como Posintepe, Tepalon y Malacatoya.

Rubén Fernández Morales, responsable del Comupred de Granada, detalló que en coordinación con el Sinapred, las brigadas municipales y la Defensa Civil han identificado puntos en los que se dan anegaciones o deslizamientos durante el invierno. “Por eso estamos preparados y organizados con un comité en cada barrio”, dijo Fernández Morales. “Estamos tomando medidas necesarias para trabajar junto con los Bomberos, la Cruz Roja y la Policía Nacional, ante cualquier emergencia que pueda presentarse, hasta el momento no había situaciones críticas, pero sí inundaciones en varios hogares granadinos”, dijo el funcionario.

Albergues preparados

Ante cualquier situación de emergencia los comité disponen de distintos albergues como escuelas, casas comunales, iglesias católicas, templos y algunas casas que están fueras de peligro. Hasta ahí llevarían a todas las personas que se encuentran en lugares de riesgo.

En estos sitios se les garantiza a las familias afectadas colchonetas, frazadas, medicinas y alimentos altamente nutritivos, donde se prioriza a los niños, niñas, adultos mayores y mujeres que se encuentran embarazadas.

El diagnóstico realizado muestra que los puntos más peligrosos por las lluvias están en la comunidad de Malacatoya, debido al crecimiento del río, lo que provoca inundaciones en las casas de los pobladores y otras viviendas que están localizadas a orillas de arroyos.

En el Mombacho

Las autoridades también detallaron que otra zona crítica son las viviendas que están ubicadas cerca del volcán Mombacho, donde ocurren deslizamientos de tierras y en algunas ocasiones derrumbes.

“Concientizamos y preparamos a la población ante posibles eventos o desastres causados por la naturaleza, realizando simulacros de emergencia no solo en el departamento, también en los municipios, para que todos estemos listos durante la temporada lluviosa”, añadió Morales.