•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Más de 3,000 familias de Rivas se encuentran en riesgo de sufrir inundaciones y deslizamientos debido a las lluvias.

Según un informe del Comité Departamental de Prevención y Mitigación de Desastres (Codepred), en el departamento existen 81 puntos vulnerables a inundaciones y otros 20 corren el riesgo de sufrir deslaves. 

El municipio que sufre más inundaciones es Rivas, donde se contabilizan 21 puntos críticos que afectan a 19 barrios de la zona urbana y dos comunidades rurales.

Entre los barrios afectados aparece el Pedro Joaquín Chamorro, Eduardo Alvarado, Buena Vista, 19 de Julio, Nicaraocalli, Carlos Aguilar y otros asentados a orillas de cauces, mientras que en área rural la zona afectada es la comunidad Río Grande y el caserío El Tránsito de la comarca La Virgen.

Según las autoridades municipales, las inundaciones en los barrios rurales son propiciadas en gran medida por la basura que arrojan  los pobladores a los cauces. Debido a  los desechos que se aglomeran en las cajas puentes y alcantarillas, el agua no continúa su curso y se desborda por calles, anegando las casas.

Después de Rivas, los municipios más afectados por inundaciones son San Juan del Sur y Potosí, con 17 y 13 puntos críticos respectivamente, y entre  los menos afectados se menciona a Buenos Aires y Belén, ya que en cada uno se ubican  cuatro zonas vulnerables.

Las áreas de deslaves

En la isla de  Ometepe, compuesta por los municipios de Altagracia y Moyogalpa, se ubica el 50% de las áreas de deslaves que presenta el departamento rivense y estas se escenifican  en  las  faldas de los volcanes Concepción y  Maderas.

De acuerdo con el Codepred, en Altagracia se contabilizan seis puntos críticos por amenazas de deslave y en el municipio de Moyogalpa cuatro. Entre las comarcas afectadas por posibles deslizamientos del volcán Concepción se encuentra  La Flor,  San José del Sur, La Concepción, Los Ramos, Santa Teresa, Sintiope  y Santa Martha.

En el volcán Maderas, las áreas propensas a sufrir deslave se localizan en las comunidades El Corozal y San Ramón.

Otras diez áreas vulnerables a deslizamiento de tierra se localizan en colinas  de los municipios de Tola, Cárdenas y San Juan del Sur.

Las lluvias también ocasionan crecidas de ríos que interrumpen temporalmente la comunicación de comunidades rurales de  estos tres municipios, y entre ellos destacan  el Escamequita, en San Juan del Sur, y el de Limón Uno, en Tola.