• |
  • |
  • Edición Impresa

El municipio de Paiwas, ubicado en la Región Autónoma del Caribe Sur y vecino con el departamento de Matagalpa, es uno de los municipios con mayor producción de ganado de esa región, pero debido a que colinda con otros municipios ganaderos y caminos montañosos que llegan hasta la frontera con Honduras, es vulnerable al abigeato.

Por eso, representantes de ese sector productivo del país, se reunieron con autoridades militares y municipales con el fin de buscarle una solución a la situación, ya que están seguros que con la presencia del Ejército en la zona se podrá controlar el robo de ganado, debido a que la Policía no ha podido, señalaron los productores.

Muchos quieren vender sus fincas porque los están dejando sin ganado.

Aunque no hay una estadística exacta de la población ganadera en el municipio, la comuna asegura que anualmente están saliendo de 70 a 75 mil cabezas de ganado a los diferentes mataderos del país, lo que demuestra que es un municipio es de alta producción ganadera.

Los productores como Joaquín González, Daysi Treminio, Denis López, Geovanny González, José Modesto González, Ennio Angulo, German Toledo, entre otros, plantearon la necesidad de buscar una salida a la situación, porque muchos quieren vender sus fincas porque los están dejando sin ganado donde en muchas ocasiones duermen en los potreros cuidando sus reses de los cuatreros.

Así mismo expresaron cómo los delincuentes arrasan con sus semovientes donde se han llevado desde una vaca has 117 novillos de un solo golpe.

Detrás del robaganado están los topes que lo compran y a veces son hasta grandes ganaderos, aseguraron.

Más presencia militar

El productor Mario José Montoto del municipio de la Cruz de Río Grande, señaló que era necesario reactivar las bases militares que estaban en punto estratégicos entre San Pedro del Norte y la Cruz de Río Grande, pues debido a la ausencia del Ejército, los robos son frecuentes. También llama la atención la facilidad con que el ganado robado es legalizado.

El miembro de la Asociación de Ganaderos de Río Blanco, German Toledo, expresó que el problema hay que atacarlo de raíz, por lo que hay que darle seguimiento a los comerciantes de ganado para ver dónde lo están legalizando y trasladando, ya que a muchos los han agarrado ganado robado pero han llegado a un arreglo con el productor, a quien le pagan, él acepta y no pasa nada, señaló.

Debido a esa situación del abigeato, los ganaderos pidieron el apoyo del Ejército para seguir produciendo, ya que muchos han sido afectados grandemente y organizarse para trabajar en coordinación, Ejército, Policía, Alcaldía y productores.