•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Policía Nacional decomisó la cantidad de 278,780 dólares que venían ocultos en una caleta dentro del contenedor de un furgón, informó ayer el comisionado mayor Luis Alberto Pérez, jefe de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), durante una conferencia de prensa.

 En la acción fue detenido el hondureño Erling Gaspar Ríos, quien conducía el cabezal que cargaba con botellas de vidrio en pedazos y se dirigía hacia la frontera de Peñas Blancas, donde fue detenido el pasado 24 de mayo en horas de la tarde. El dinero estaba distribuido en tres paquetes. 

El jefe de la DAJ declaró que el suceso todavía está bajo investigación para saber de dónde viene ese dinero. Dijo que ayer mismo Ríos podría estar a la orden de la fiscalía para que sea acusado por el delito correspondiente. 
Según la información, el hallazgo de los dólares se da después de que el sospechoso se pusiera nervioso tras una revisión de rutina. 

La vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, agregó sobre este caso que el dinero ocupado “ya fue depositado en las cuentas bancarías de instituciones financieras nacionales” y además afirmó que el furgón donde venía escondido podría ser convertido en una clínica móvil. 

INCAUTACIONES DE MAYO

La mayoría de casos de dinero transportado de forma ilegal están relacionados con el narcotráfico. El 3 de mayo la Policía Nacional detuvo a tres sospechosos a bordo de un vehículo estacionado en el barrio Andrés Castro, donde trasladaban C$30,867 y US$4,300, así como 30 gramos de cocaína. Los detenidos fueron Ricardo Antonio Barrera López, de 34 años de edad, Blanca de los Ángeles Correa Gamboa y Fanny del Carmen Soza Pineda de 35 y 37 años de edad, respectivamente.

El 17 de mayo, en el municipio de El Viejo, Chinandega, capturaron a Mariano José Rojas, de 54 años de edad, a quien le incautaron C$14,930 y US$30  en efectivo, llevaba además 5,828 gramos de marihuana, 50 de crack, 139 de semillas de marihuana.

Un día después, el 18 de mayo, la Policía detuvo a Uriel Nepalí Fonseca Aguilar, de 31 años de edad, a quien se le  incautaron C$53,117 y US$200 en efectivo, junto a 2,083 gramos de cocaína.

Dinero sucio transportado al sur

El lavado de dinero es sancionado con una pena que va de 5 a 7 años de prisión; pero si se establece que está vinculado al narcotráfico se duplica la condena.

La incautación más grande por trasiego de dinero que hubo el año pasado fue el 10 de mayo en el puesto fronterizo de El Guasaule, Chinandega. Un poco más de US$2.6 millones descubrieron los agentes policiales en la parte interior de una cisterna en la que presuntamente se transportaba aceite vegetal hacia Costa Rica.

El conductor de la cisterna era el guatemalteco Oscar Arévalo Pérez, de 42 años, quien viajaba desde Honduras. El hombre fue acusado por la fiscalía y condenado a prisión.

En marzo del año pasado, en el complejo fronterizo de Peñas Blancas, también decomisaron más de medio millón de dólares. La Policía Nacional incautó US$699,980 al guatemalteco Bruce Alfred Ramírez, de 36 años, quien pretendía llevar la fuerte suma de dólares a Costa Rica. 

Ramírez había salido de su país a bordo de un furgón blanco en el que trasladaba  un cargamento de servilletas, pero en los costados de la rastra llevaba dos caletas en forma de perlines, donde trasegaba los fajos de billetes.