•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ocho nicaragüenses acusados por los delitos de lavado de dinero y crimen organizado, capturados en un reciente operativo policial en Chinandega, tendrán su audiencia inicial el 15 de junio, anunció ayer el juez segundo de Distrito Penal de Audiencias de Chinandega, Ángel Miranda Arteaga.

Los procesados llegaron a las seis de la mañana al complejo judicial de Chinandega, pero hasta mediodía fueron presentados ante el judicial en una audiencia preliminar. 

Así, la fiscal Wendy Rugama, leyó que están siendo acusados por los delitos de lavado de dinero y crimen organizado. 

Los acusados son Ramón Arístides Moncada Espinoza, Elvira Auxiliadora Acosta Cruz, Ariel Antonio Aguilera Espinal, José Mercedes Reyes Oporta, Blanca Azucena Rivera Soza, Olof Vladimir Altamirano Aguirre y Sergio Augusto Escorcia García y la hondureña Ligia María Mendoza Motiño.

Olof Vladimir Altamirano Aguirre y Sergio Escorcia García se encuentran prófugos y están circulados a nivel nacional. Ellos son el hijo mayor y compañero de vida de la comisionada en retiro, Gloria Aguirre, quien fue condenada a seis meses de prisión por el delito  de tenencia ilegal de una escopeta, y cuya captura desencadenó los cateos y capturas que se registraron en Chinandega.

En el listado de detenidos se encuentran tres mujeres, una de Somotillo, otra de Río Blanco y una tercera de Honduras, capturadas durante el trabajo simultáneo que inició el 23 de mayo con el allanamiento en las viviendas y propiedades rurales conocidas como La Chocolatera, situada en la comarca El Escudo, La Finca Dos Potrillos, ubicadas en Villanueva y Satoca, en la comarca Palo Grande, en Somotillo, donde buscaban armas, dinero, drogas y ganado ilegal.

Se sabe que las especialidades de Auxilio Judicial, Policía Económica y Narcóticos operaron desde Río Blanco en Matagalpa, hasta los municipios de Somotillo, Villanueva y San Francisco de Cuajiniquilapa, para capturar a las ocho personas. 

El abogado defensor de Elvira Auxiliadora Acosta Cruz dijo que su cliente fue conducida de nuevo a las cárceles del Chipote, en Managua, donde permanecerá hasta que vuelva a Chinandega, a la vista pública, junto con las otras personas.

Los familiares de los reos, tanto de Chinandega como de Matagalpa, entregaron paquetes con alimentos y enseres personales al salir el transporte que les llevaba a la capital.