•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las investigaciones de la Policía Nacional en torno al atroz crimen en el que los cuerpos de una mujer de 34 años y su hijo de siete aparecieron embalados dentro de un saco rojo a orillas de una poza en la comunidad San José de la Palanca, Quilalí, han llevado a la detención de seis personas.

Las autoridades revelaron que la víctima Catalina Janeth García Navarrete fue decapitada, mientras que su hijo Héctor José Calero García habría sido asfixiado.

Ambos fueron asesinados seis días antes de ser encontrados la tarde del pasado viernes. 

De los seis detenidos que hay hasta el momento la Policía solo identificó a Nedic Jadiel Cruz López, de 38 años, quien habitaba a cuatro kilómetros de la casa de la víctima, pero no se especificó si este era la pareja sentimental de la mujer. 

Al momento de su detención se le ocupó cuatro sacos similares al que se encontraban envueltos los cuerpos de las víctimas, además de ropa y un machete con manchas de sangre.

Mujeres siguen apareciendo muertas en zonas desoladas

Las víctimas eran residentes de la comarca El Socorro, a un kilómetro de San José de la Palanca donde fueron encontrados los cadáveres.

“En la comunidad se sabía que ella se dedicaba a lavar ropa ajena o a trabajos domésticos”, indicó un habitante de la comunidad El Socorro que pidió no ser identificado.

Ambas comunidades están consternadas por el crimen y la forma atroz en que asesinaron a madre e hijo. 

TRES MUJERES ASESINADAS EN UNA SEMANA

El caso de Quilalí se da una semana después de que una madre e hija en el Caribe Sur fueran encontradas muertas a orillas del río Kukra y reconocidas como María Cruz Dávila, de 64 años, y Vladimira Reyes Dávila, de 42. 

El femicida, Yeris José Mejía, de 18 años, confesó que abusó a una de ellas y mató a ambas a garrotazos porque lo habían llamado ladrón.

De hecho, un estudio reciente de Cid Gallup reveló que el 54% de los nicaragüenses opina que en casos de femicidios las mujeres son igual de culpables que los hombres femicidas. 

A juicio de María Teresa Blandón, del programa feminista La Corriente, los asesinatos de mujeres cometidos por hombres se están volviendo más frecuentes, incluso cuando son personas que no tienen relaciones afectivas con las víctimas. “Llevan al máximo cualquier conflicto con una mujer, concentran toda su rabia y frustración en las mujeres”, manifestó.

La feminista aseguró también que los niveles de crueldad son cada vez más altos en los asesinatos de mujeres. “Lo que nos dice que hay un dato cultural que está promoviendo el desprecio por la vida de las mujeres, vivimos en una sociedad altamente tolerante con la violencia machista”, comentó.    

MUERE NIÑA EN ROSITA

Una niña de cinco años murió la noche del sábado al recibir un disparo de un hombre durante una discusión familiar en el municipio de Rosita. 

La Policía detalló que Melkin Hernández Angulo, de 26 años y tío político de la niña, también les disparó a su cuñada Daysi Gutiérrez Flores, de 19, y a su suegra Paula Centeno Flores, de 39. 

El agresor, quien posee antecedentes por robo con intimidación, se fugó y hasta ahora no ha sido capturado. En lo que va del año se contabilizan al menos 21 mujeres asesinadas.