•  |
  •  |
  • Edición Impresa

En muchas comunidades de Boaco casi el 80 por ciento de las labores básicas de la cocina se están haciendo con biogás, reveló Bayardo Guzmán, técnico del programa en el departamento de Boaco, el cual es coejecutado a través de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG).

En el departamento de Boaco se han instalado hasta la fecha 110 sistemas de biogás, beneficiando a igual número de familias. En octubre, concluye el proyecto con un total de 150 instalaciones de este tipo en el departamento.

“En gran medida esto contribuye a no seguir despalando. En las fincas donde hay sistemas de biodigestores instalados, se ha reducido la tala en gran cantidad y si lo vemos por el factor salud, reduce la contaminación y previene enfermedades por la inhalación del humo en la cocina”, destacó.

Resistencia al cambio

Sin embargo, en el primer año del programa, el cual se encuentra por finalizar después de tres lustros, hubo cierta resistencia de parte de los productores que se rehusaban a utilizar el estiércol de las vacas para cocinar.

Para el impulso del proyecto, la UNAG firmó un convenio de colaboración con el Programa de Desarrollo del Mercado de Biogás, ejecutado por el Servicio Holandés de Cooperación (SNV) y en alianza con el Instituto Humanista para la Cooperación de los Países en Desarrollo (Hivos). 

Promoción

Para aclarar las dudas se han realizado intercambios de experiencia con los usuarios de los sistemas de biodigestores, que tienen una vida útil de aproximadamente 30 años.

El productor recibe un bono de incentivo de 500 dólares por biodigestor, que es el costo de la mano de obra, porque los más pequeños valen 1,000 dólares, mientras los sistemas más grandes tienen 27 metros cúbicos.

Este jueves se tendrá un encuentro de promoción e intercambio con productores de la comunidad Cerros Cuapes, Boaco, en la finca del productor Everth González.