•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Juigalpa, Santo Domingo y Acoyapa son los tres municipios de Chontales con más riesgos de inundación y deslaves durante el invierno, según las autoridades. 

En Juigalpa hay 286 viviendas en riesgo, es decir, 1,674 personas entre niños y adultos.  En Acoyapa la cantidad de casas vulnerables son 190 y hay 1,035 personas en riesgo, mientras que en Santo Domingo se contabiliza 807 viviendas que podrían dañarse debido a la lluvia. En este último municipio hay 5,403 personas en peligro. 

“Cuando llueve es un peligro, se nos mete el agua y cae tierra y piedra encima de la casa, solo nos arrinconamos y nos encomendamos al Señor, relató Irene Robleto, de 55 años y habitante del barrio Paiwas, de Juigalpa, uno de los más vulnerables de esta ciudad en invierno.

Managua urge de US$ 10 millones anuales para reducir riesgos por lluvias

Robleto dijo que de los 20 años que tiene de vivir ahí solo una vez ha sido evacuada. Su vivienda, en la que habitan seis personas, está asentada cercana a una pendiente. 

José Eduardo Martínez es también habitante del barrio Paiwas y tiene el mismo problema cuando llueve. 

En Juigalpa hay 286 viviendas en riesgo, es decir, 1,674 personas entre niños y adultos.

Jensen Montiel, responsable de riesgo de la Alcaldía de Juigalpa, aseguró que la ciudad cuenta con aproximadamente 10 puntos críticos durante el invierno, entre ellos los barrios Paiwas, Héctor Ugarte II, 30 de Mayo, Padre Miguel, Diriangén, Panmuca, San Antonio, Punta Caliente, Mitch, entre otros. 

Precisó que en algunos de los barrios podría haber inundaciones por estar a orillas del río Mayales y en otros podría haber deslaves de tierra. La municipalidad está realizando acciones de contingencia.

Chinandega tiene 36 puntos vulnerables

Montiel aseguró que en el caso de los barrios Padre Miguel y 30 de Mayo, que podría haber inundaciones por anegación por falta de cunetas, van a meter en esta semana un camión para rehabilitar las calles y mejorar el sistema de drenaje.  

Montiel manifestó que en el barrio Punta Caliente van a revestir el cauce. En total la ciudad cuenta con 14 albergues, situados en colegios y universidades.

“El Camupred está activo las 24 horas del día, tenemos un puesto de mando en la alcaldía. Cada comisión tiene preparado su vehículo disponible, tenemos 10 días de estar limpiando los cauces y mejorando las calles. Contamos con brigadas en los barrios más vulnerables, que serán la unidad de primera respuestas mientras llegamos a atenderlos”, dijo Montiel.

El jefe del Quinto Comando Militar del Ejército de Nicaragua, coronel Carlos René Paniagua, dijo que como Ejército están preparados ante cualquier eventualidad que se presente. 

EN MASAYA

Decenas de familias que habitan a orillas de los cauces viven angustiadas, porque sus viviendas pueden ser arrastradas por las fuertes corrientes provocadas por las lluvias.

Martha Lorena Castro, habitante del barrio San Carlos, asegura que el cauce cercano a su barrio es un peligro. 

Todos los años es lo mismo, en el invierno sufrimos por las lluvias, estamos temerosos de ese cauce, que solo trae consigo basura y animales muertos, expresó Castro.

Según publicaciones de medios oficialistas en Masaya, existen 16 puntos críticos y 61 a nivel departamental.

Al menos 10 barrios de Boaco vulnerables ante las lluvias

Algunos de esos puntos críticos están en el barrio Gracias a Dios, situado en las faldas del Coyotepe; otros son el barrio San Fernando, José Dolores Bonilla, Sacuanjoche, San José, 17 de Octubre, San Carlos, 19 de Julio, Danilo Aguirre, Santa Clara, San José, entre otros.

Los pobladores del barrio San Carlos, limítrofe con el barrio Danilo Aguirre, también consideran que el cauce cercano representa un peligro durante las lluvias.