•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Miles de personas han acudido este 30 de mayo, Día de la Madre en Nicaragua, al cementerio público San Francisco de Asís de la ciudad de Esteli, para recordar a madres, hermanas y esposas que han fallecido, y cuyos restos descansan en este campo santo, con más de 150 años de fundación.

Unos cuatro mil quinientos ciudadanos de diferentes partes del país han acudido masivamente al campo santo ya sea a limpiar, pintar o colocar ofrendas florales en las tumbas de sus deudos, o bien, a vender flores u otros accesorios para la ocasión.

Tal es el caso Rosa Margarita Olivares, quien llegó desde Tegucigalpa, la capital de Honduras, a vender claveles, crisantemo, y otros tipos de flores.

Aunque declinó señalar montos de ventas por cuestiones de seguridad, dijo que obtiene buenas márgenes de venta.

Detalló que gracias a que el año pasado y en lo que va del presente ha llovido, las flores han bajado de precio porque las cosechas han sido relativamente mejores.

Un ramo, que en otros años costaba entre 50 y 40 córdobas, ahora lo vende entre 30 y 40 córdobas.

La venta de flores fue fuerte este martes en el cementeiro de Estelí. Máximo Rugama/ENDMientras que Petrona Meneses González, una enfermera esteliana, señaló que desde hace cuatro años que falleció su progenitora, cada treinta de mayo y el dos de noviembre (día de los fieles difuntos) visita la tumba de su ser querida y de otros parientes ya muertos.

Alicia Huete Díaz señaló que es una obligación moral no olvidarse de sus deudos. También Leticia Moreno indicó que desde hace décadas visita a sus padres y otros familiares y aunque indicó que está segura de que en la tumba solo se encuentran los restos de sus deudos, por tradición se considera algo sagrado ir a visitarlos.

De igual forma, Óscar Ramos dijo que es una tradición visitar la tumba de su madre.

Cada 30 de mayo y los dos de noviembre visita la tumba de su progenitora.

En tanto Carla Bermúdez, quien vende flores que trasladan de Jinotega, Matagalpa y Masaya, dijo que las ventas han estado mejores que el año pasado y los precios más bajos.